¿Estamos abocados al totalitarismo?

Meleagant

Hace al menos un par de décadas desde que gran parte de la izquierda se subió al barco de las políticas identitarias y las líneas rojas que nuestras constituciones aprendieron a marcar como límites infranqueables se han ido desdibujando paulatinamente.

Los derechos fundamentales son cada vez un poco menos fundamentales. Donde antes teníamos claro que todo ciudadano debía ser tratado por igual, sin importar características inherentes como su sexo o el color de su piel, y que hacer lo contrario sería sexista o racista, ahora disponemos de un abanico cada vez más amplio de autojustificaciones para saltar esas líneas rojas a conveniencia de la corriente de moda.

Estos discursos, que poco a poco han ido minando pilares básicos de las democracias liberales como la igualdad ante la ley, la libertad de expresión o la presunción de inocencia, no han encontrado una respuesta política racional que los confronte. Más al contrario, salvando las distancias culturales e históricas entre países, parece existir un denominador común: la polarización que está llevando al auge de partidos populistas de derechas que lejos de combatir esta tendencia se aúpan en ella, utilizando más apelaciones emocionales para construir sus discursos y contribuyendo a una mayor desligitimación de las instituciones, que cada vez se perciben más como instituciones de los unos o los otros.

Sería estúpido esperar que Trump o Abascal o Salvini vayan a cambiar nada en esa dirección. No tienen el andamiaje necesario ni la voluntad de hacerlo, y si bien su ascenso pudo entenderse como un toque de atención de muchos descontentos para volver a la senda del consenso, no ha existido tal reacción. Peor aún, cualquier exceso de estos ha sido y será a su vez utilizado como combustible para acelerar la radicalización del otro bando. Tampoco se divisa en el horizonte ninguna alternativa de izquierdas o derechas ilustrada asentada sobre los principios de la razón, la ciencia y el libre intercambio de ideas con posibilidades de prosperar.

Ante este panorama, parece que nos dirigimos irremediablemente a una configuración más totalitaria de los estados, y una limitación arbitraria de los derechos de los ciudadanos. Incluso la posibilidad de enfrentamientos violentos parece cada día algo menos inconcebible.


¿Creéis que las cartas están echadas y sólo nos queda esperar lo inevitable hasta que todo reviente? ¿Surgirán nuevos partidos o tomarán nuevas corrientes los partidos existentes, capaces de enderezar el rumbo antes de que nos estrellemos? ¿Puede generarse ese cambio desde la sociedad civil?

Drakea

El fad de Podemos-VOX se pasará en unos años y volveremos al apacible redil del turnismo PP-PSOE.

2 respuestas
Contractor

O al totalitarismo de las tecnológicas?

1 respuesta
Mar5ca1no7

Vives en el

-OnE-

Justo ahora me estoy leyendo un libro buenísimo sobre esto:

Y os recomiendo mucho la reseña que le escribió Adriano Erriguel en Posmodernia:

(...) la generación que padeció los horrores de las guerras mundiales del siglo XX emergió con un comprensible deseo de evitar que todo eso volviera a producirse. Y con ese fin creó un consenso orientado a debilitar toda la constelación de ideas que el autor denomina los “dioses fuertes”, es decir, “los objetos de amor y devoción para el hombre, la fuente de las pasiones y lealtades que unen a las sociedades”. Ideas como la nación, el pueblo, la patria, las religiones, las identidades arraigadas y la familia fueron, de forma progresiva, arrojadas por la borda. Y nuevos mitos fueron erigidos para reemplazarlas: el mito de la “sociedad abierta” elaborado por Karl Popper; el mito del Mercado libre como panacea universal, elaborado por Friedrich Hayek y posteriormente por la Escuela de Chicago; el mito de la emancipación individual, elaborado por la Escuela de Frankfurt utilizando (y adulterando) el idiolecto académico marxista. En realidad, casi todos los mitos, mitemas y modas ideológicas subsiguientes – desde la corrección política hasta el anarco-capitalismo, desde la deconstrucción a los estudios decoloniales, desde la ideología de género a la teoría queer – derivan, de forma directa o indirecta, inadvertida o consciente, de los pilares ideológicos asentados en ese gran consenso de posguerra.

(...)

Al trazar la historia del pensamiento a partir de 1945, Reno identifica los endebles fundamentos que, al erosionarse, provocan la ruina de todo el edificio. Los dioses débiles son esos fundamentos, mientras que los dioses fuertes – o los titanes que, como Atlas, podrían sostener todo el edificio – han sido expulsados de la ciudad. Reno nos retrata la tragedia del liberalismo: ésta consiste en su “pequeñez”, en su alergia a la grandeza y la trascendencia, en su celebración de la “diversidad”, en su rechazo de las diferencias. Reno nos retrata la tragedia del economicismo, de la reducción de la condición humana a los intereses económicos del “gen egoísta”, una ideología disolvente que se acompasa a los efectos sociales y políticos del multiculturalismo. Reno nos retrata las terapias de desencantamiento y debilitamiento – las páginas dedicadas a la teología de la “muerte de Dios” son reveladoras – y cómo esas terapias han moldeado, a lo largo de décadas, la educación de varias generaciones. Reno retrata la imposición de la “sociedad abierta” a través de una ingeniería social que hace tabla rasa del tejido humano, social y cultural de las naciones occidentales.

4 respuestas
aren-pulid0

Yo me cago en todos los putos boomers como vosotros que realmente sois los reponsables de la situación en la que vivimos, sois el puto ejemplo perfecto todo el puto dia hablando de política que si PP-PSOE-VOX-PODEMOS y sus putos muertos, si el tiempo que empleais en esto fueseis productivos o hicierais algo por el bien de la gente este país iría 1000000 veces mejor

4 respuestas
Contractor

#6 Don´t tread on me.

Meleagant

#2 No te lo has leído cabronazo.

#3 Es una pieza del mismo juego, aunque da para largo ese tema.

#5 Pinta interesante, parece que aborda la misma idea desde una perspectiva algo distinta ¿no?

#6 Aprovecha a desbarrar hoy, que mañana terminan las quitanieves y toca volver al cole.

Mar5ca1no7

Estan caidos los servers del fortnite?

aren-pulid0

Seguir dando publicidad a estos parásitos que tenemos por políticos, tanto unos como otros, menudo fracaso.

Adivinar quien sois

2 respuestas
LadyTenTen

#5 Me lo acabas de vender. A ver si lo pillo de camino a casa y tengo algo que leer en el tren.

MaTrIx

#10 usa el puto imperativo

1 respuesta
Ronjoujoujou

No sé como tomarme este hilo, y más tras ver quién lo abre. Pero bueno, veo buenos usuarios aportando y haré lo propio, obviando la magufada rampante.

No, no estamos abocados por que tenemos los recursos y la experiencia / historia para no caer en él. Otra cosa es las pocas mira de la sociedad actual y sobretodo el nivel tan bajo de los políticos azuzando y polarizando a esa sociedad. Si caemos no será por que estemos destinado a ello, "LOS" populismo es el nuevo fascismo a combatir.

1 respuesta
fvksys

#6

aren-pulid0

#12 no es una orden, describo lo que hacéis y lo califico de fracaso.

1 respuesta
siddartahh

Sí, por qué la democracia solo gusta si ganan los tuyos. Han hecho de la política un partido de fútbol. O ganan los míos o dictadura.

D

Ciertos sectores conservadores no han sabido adaptarse a los nuevos tiempos y han acabado adhiriendose a los movimientos de derecha populista.

Sí he entendido bien tu hilo, el trasfondo es el mismo discurso que usa esa derecha populista: que la izquierda ha empezado a perseguir al hombre blanco, que es el nuevo sujeto victimizado, y por tanto hay que combatir esos vicios progres que destruyen los pilares de esta sociedad.

Lo que está claro es que hay sectores de la sociedad que actualmente no consiguen entenderse, y ya personalmente creo que es esa derecha populista la que tiene formas de pensar rígidas y es incapaz de auticuestionarse absolutamente nada. Dicho en plan meme: que si les dices que no pueden apalear a un negro se indignan y no se plantean que quizás lo del racismo sea cierto.

2 respuestas
MaTrIx

#15 sigue estando mal escrito

1 respuesta
1 comentario moderado
Lexor
#13Ronjoujoujou:

No, no estamos abocados por que tenemos los recursos y la experiencia / historia para no caer en él

Mira oriente medio hace medio siglo (o mas tiempo) y mira el retroceso que han dado por temas identitarios como la religion....precisamente el problema es dar por dado ciertas cosas y no luchar contra ellas....
Quemar Roma es bastante mas facil que construirla

1 respuesta
Meleagant

#17 Ni conservadores ni progresistas. No hay ni un solo movimiento que afronte el problema. El Partido Popular intenta seguir la estela del PSOE, ni siquiera pudieron dar batalla contra algo tan evidentemente incorrecto como la Ley de Violencia de Género, que tenía muchos detractores dentro del propio PSOE y no fue declarada inconstitucional de milagro. Ahora ya lo asumen como propio.

C's fue lo más parecido a un partido demócrata liberal ilustrado, que les duró lo que tardaron en tener aspiraciones de tocar poder y vender cualquier principio por votos.

PSOE y Podemos son de los que capitanean el barco, y Vox está haciendo lo mismo desde el otro lado.

Lo más parecido que vas a encontrar son sectores minoritarios en distintos partidos. Hay unos pocos individuos en partidos de izquierda y derecha que sí ven lo que ocurre, lo entienden, y se oponen a ello, pero son cuatro gatos que no pintan nada en su partido o dejaron la política.

Ronjoujoujou

#20 Hay mucho más ahí que la religión. Como la propia USA armando a las guerrillas para combatir a los soviéticos, su posterior ida de las manos y pum.

No es tan simple... Pero sí, mira que tuvieron el destape igual que nosotros.

DiSoRDeR

#17
Estos discursos, que poco a poco han ido minando pilares básicos de las democracias liberales como la igualdad ante la ley, la libertad de expresión o la presunción de inocencia

Esos 3 pilares se han cuestionado fundamentalmente a través de las políticas identitarias de la pseudo izquierda que tenemos hoy en día. Si no lo ves probablemente quien es incapaz de auticuestionarse absolutamente nada eres tú.

Personalmente no creo que nada de esto sea casual y por tanto no va a parar, alguien está metiendo el dedo en la llaga y no va a parar. Los bárbaros se han dado cuenta de la debilidad del Imperio y lo van a derribar, o más bien se van a asegurar que lo derribemos nosotros mismos

2 respuestas
Ulmo

Y pone en la cabecera del hilo sobre totalitarismos una foto de VOX y PSOE, que no se note el sesgo ideológica y el buen lavado de cerebro.

Pero bueno, como veo que hay gente que se lo está tomando en serio ahí viene mi aporte.

Ni populismos, ni minorías, el culpable es el liberalismo individualista
2 respuestas
Dieter

Si cada X años toca totalitarismo, despotismo o lo que quieras llamar.

1 respuesta
oldFox-64

#24 y porque el liberalismo? no entendí

1 respuesta
Vandalus

una buena guerra mundial si hace falta

gogogo

Mientras existan intransigentes dispuestos a atacar a los que no piensan como ellos, el riesgo existe. Aunque cuanto más desarrollada está una sociedad más improbable es por dos razones:

  • las propias sociedades desarrolladas entienden que la violencia no es el camino para lograr objetivos políticos.
  • los propios estados tienen estructuras sólidas que garantizan su autosalvaguarda.
Sust0

La perspectiva de género nos salvará a todos. Y quien no quiera ser salvado a la cárcel por nazi.

Mar5ca1no7

#25 La republica de platon es bastante mierder, pero el final en el que explica esto es maravilloso.

Usuarios habituales