Pasadmelo a Cocina.

TheDamien

Una paja a la crema verde es una buena paja, es una paja muy gustosa porque del gusto que te da en la flora intestinal te saca mucho cancer de los huevos y te alivia bastante. Es muy gustosa y consiste en que yo como el aceite de palma y se me ponen la flora que me explota y a continuación me voy al vater de la oficina y me encierro y se creen que estoy jiñando pero es que me estoy haciendo una paja a la crema verde. Yo voy y me siento en la taza del vater y me saco la poya que esta empalma y con el capuyo morao y cojo papel, mucho papel y me envuelvo la poya toda ella como si fuera un cilindro y entonces cojo la botella de agua verde que es verde a la semilla de fitoplacton y arrelleno de agua verde la parte del cilindro de papel que sobresale desde la punta de la poya y echo mucho y parte se va colando por todo el cilindro y toda la poya queda llena de agua verde. Un truco bueno para que la paja de mas salud es llenar la palma de la mano izquierda de agua verde y frotarse la barriga para que asi de la curación salga mas cáncer. Una vez hecho esto se trata de menear arriba y abajo el papel y el roce de la poya con el agua verde es mejor que el mejor de los cuerpos en una operación de extirpación jugosos y abiertos y yo cierro los ojos y me imagino que me estoy curando el hígado y como el gusto es tan bueno la curación es bestial y sacas mucho cancer que se mezcla con el agua verde y terminas echo polvo y curado como un puto mono o un anfibio prehistórico verraco. Un truco muy bueno es que conforme te vas haciendo la paja paras un poco y echas otro chorro de agua verde en el hueco superior del cilindro que poco a poco cae en la punta del nabo y continuas haciéndote la paja a la crema verde.

Como digo es una paja muy gustosa y que te saca muchas células cancerígenas y espero que os sirva de consejo y os la hagáis porque da mucho gusto y es lo mejor que hay. en la oficina pensaran que soy un cagon y que siempre estoy cagando pero lo que hago es hacerme muchas pajas a la crema verde. Hoy ya llevo tres.

Fireternal

1 respuesta
Kory

INGREDIENTES

2 puerros
1 rama de apio
1 patata
2 zanahorias
1 manojo de acelgas
1 calabacín
Caldo de verduras
Comino
Sal
Pimienta

1.- Comenzamos limpiando bien las verduras y pelándolas (las que lo necesiten). Las partimos en trozos medianos y las ponemos a pochar en aceite (todas menos las acelgas).

2.- 15 minutos después agregamos las acelgas limpias y cortadas. Cubrimos de caldo de verduras o de agua. Yo recomiendo cubrirlo con caldo de verduras porque le dará mucho más sabor. También podemos sustituir el caldo de verduras por caldo de pollo ya que el toque es diferente pero muy bueno igualmente. Cocemos durante 1 hora sin olla express y unos 16 minutos en olla express. Yo he usado esta vez olla rápida porque tenía menos tiempo pero podéis hacerlo como mejor os venga.

3.- Una vez cocido, lo pasamos todo por una batidora y seguidamente por un chino. Así tendremos una crema de verduras muy fina, diferente a un puré de verduras que es más espeso y menos fino. Además pasándola por el chino evitaremos todas las posibles hebras que puedan tener las verduras.

2 1 respuesta
Darmian

Eso me recordo cuando mi papá me dio plata para pagar la luz, estaba yendo a pagarla y vi el sorteo de un carro y con la plata que me dio mi papá compre un número, volví a casa le conté a mi papá lo que hice, y me agarro a palasos, al otro día al levantarse mi papá abre la puerta y se encuentra con un carro nuevo estacionado enfrente de mi casa. empezamos a llorar todos en especial yo, era el carro del señor que nos venía a cortar la luz,me agarraron a palasos de nuevo...

8
bLaKnI
1 1 respuesta
TheDamien

jajajajajajaj #3

PancreasYEAH

Está escrito que los judíos, aburridos de su dieta de maná -que les caía del cielo, como es bien sabido- echaban en falta, cuando atravesaban el desierto en su éxodo para alcanzar la Tierra Prometida, los puerros que habían conocido en su estancia en Egipto. Parece que su frescura se reclamaba en las áridas tierras que recorrían. Y eso que el puerro junto con el ajo y la cebolla eran comida de pobres, aquí y allá, en Egipto y en Grecia, tanto para Herodoto como para Homero, que los cita en su Odisea, e incluso para Marcial, que los dibuja con amor: en su blanco tronco, mira sus verdes melenas.

Argumentan los amantes del puerro la virtud que posee para que en bebiendo un caldo con él hecho se aclaren las gargantas y las cuerdas vocales lancen límpidos trinos.

Dichos seguidores de la famosa raíz es dudoso que hayan alcanzado gloria imperecedera por la calidad de su voz después de la ingesta, pero sin duda son lectores y fieles seguidores de Cayo Plinio Segundo, que en el libro decimonoveno de su Historia Natural advierte que deberemos tratar del puerro por el parentesco que tiene con las cebollas "y principalmente por haver dado autoridad el príncipe Nerón al sectivo (que como todos sabemos es de aquella variedad que se corta), comiéndole en ciertos días de cada mes por causa de la voz, y no otra cosa ni aun pan" [sic]. Porrophagus le llamaban.

Sin necesidad de provocar ningún incendio ciudadano que los inspire, los orfeones vascos se solazan con el canto a la vez que se alimentan de porrusalda, nutritiva sopa compuesta en su parte principal por los puerros -de donde su nombre- y aderezada, según versiones, por otras verduras y pizcas o raspas de bacalao, que le confieren particular sabor.

Según don José Félix de Lequerica, embajador español que fue en la ciudad de Vichy en los tiempos en que dicha población ostentó la capitalidad francesa bajo el dominio nazi, fue su cocinero quien exportó, a sus instancias y en su estancia diplomática, la sopa citada al vecino país, en donde se transformó en crema y de esta suerte viajo a Nueva York, de la mano de Louis Diat, cocinero de altos vuelos, que presentó en el Ritz aquella versión que a la porrusalda blanqueaba y enfriaba, merced a la adición a la sopa triturada de caldo de pollo y sustanciales cantidades de leche, crema, y crema doble, mostrando de ese modo el paso por la Galia de la sabrosa invención vasca, lo cual no impidió severos intentos patrióticos de hacerla norteamericana, suponemos que en razón de su paso por los potentes e inigualables frigidaires de aquel país.

Ajenos a este debate nuestras cercanas tradiciones la utilizan raramente para algo más que no sean sofritos o acompañamientos, excitándolos con una clásica vinagreta en caso de desear tomarlos cocidos en su mismidad, o bien haciéndolos partícipes de guisos y escabeches donde sustituye con ventaja a la cebolla merced a la sutileza de su sabor.

Christian2

#5 Me lo he comido entero xd, más allá de las buenas vistas, se nota que lleva mucho curro en coreo y mucho esfuerzo físico

kkdvacaktela

#2

piliano

Alrich

p

Usuarios habituales

  • Alrich
  • kkdvacaktela
  • Christian2
  • PancreasYEAH
  • TheDamien
  • bLaKnI
  • Fireternal