El Mito de los Somatotipos

Lord_Khronus

El Mito de los Tipos de Cuerpo

Hay aún muchos foros (incluido este), páginas web o incluso entrenadores fitness que utilizan la conveniencia de usar endomorfo, mesomorfo o ectomorfo para clasificar los tipos de cuerpo, perpetuando un mito sin fundación científica alguna . Nuestros cuerpos son los instrumentos que usamos para conectar con el mundo y los lugares donde vivimos así que vale la pena usar un poco de nuestro tiempo para desentrañar un poco el tema y entender dónde acaba el mito y empieza la ciencia.

La teoría detrás de los somatotipos (el termino científico para tipos de cuerpo) vino en los 40 de la mano del psicólogo americano William Herbert Sheldon, quién usaba la examinació visual para clasificar el físico humano de acuerdo a la contribución relativa de los tres elementos fundamentales nombrados a partir de las tres capas germinales del desarrollo embrionario: la endodermis, (desenvolupa el tracto digestivo), la mesodermis, (se convierte en músculo, corazón y vasos sanguíneos), y ectodermis (forma la piel y el sistema nervioso)

En los 40 había un fuerte movimiento social en los Estados Unidos que se decantaba a favor de la Eugenesia y la clasificación en Endo-Meso-Ecto era muy conveniente para sus objetivos. A pesar del aspecto físico de la teoría de Sheldon su objetivo real era de ligar sus observaciones al plano psicológico y asociar eso a cada tipo de cuerpo creando la teoría de la Psicología Constitucional.

Sheldon usaba técnicas de clasificación subjetivas basadas en su valoración visual del físico de sus sujetos. Hoy en día su teoría de Psicología Constitucional ha sido desacreditada. Desafortunadamente la falacia de las clasificaciones físicas persiste incluso ahora, pero es una forma muy pobre de ver cómo funciona el cuerpo de cómo ganar músculo. La razón de que la falacia persista hoy en día es porqué Barbara Heath la asistenta de la investigación original, y más tarde Lindsay Carter, siguieron desarrollando la idea y la popularizaron en los 60 creando una clasificación muy conveniente para muchos profesionales del fitness.

Medidas Antropomórficas y Tu Cuerpo

La ciencia y nuestros conocimientos de cómo funciona el cuerpo se ha desarrollado increíblemente des de los 60 y es hora que empecemos a retirar la clasificación endo-meso-ecto cómo el mito que es. Primero no hay una sola persona que sea adecuadamente descrita por una de esas clasificaciones lo que nos dice que en el mejor de los casos estas clasificaciones son una aproximación y en el peor que simplemente están mal. Y no quieres basar tu entrenamiento y nutrición en algo que sea "casi cierto".

Segundo, el cuerpo de cada persona es el resultado de una mezcla de características que normalmente se asocian a uno de los tipos de Health-Carter. En realidad, los elementos visuales que hacen a una persona encajar en una u otra están mal y pueden llevar a más problemas que soluciones.

La única área dónde los somatotipos juegan un papel importante en la ciencia de los deportes y la biología es cuando necesitamos tener en cuenta factores antropomórficos para determinar la aptitud física o rendimiento físico. Los factores antropomórficos incluyen la amplitud y longitud del cuerpo, peso corporal, densidad osea y incluso el ratio de los hueso de las piernas y brazos en relación al torso. Hay muchos factores que influyen las medidas antropomórficas: genética, nutrición, factores ambientales y culturales y, obviamente, el sexo de la persona. Un estudio llevado por investigadores de la Universidad de Madrid mostró que las medidas antropomórficas pueden determinar la aptitud física de un sujeto que puede luego ser convenientemente clasificado en uno de los somatotipos típicos.

Cuatro claves a recordar:

  1. Cada persona es una combinación de los tres diferentes somatotipos basado en las complejidades de sus medidas antropometricas. Alguien pude ser alto, pesado y aún así relativamente ligero muscularmente por su talla. Otro puede ser bajo, poco pesado y aun así muy musculoso (tirando por la borda el indice BMI). No se puede basar ningún entrenamiento o plan nutricional solo basado en el aspecto físico de como nos vemos o de cuanto pesamos.
    ***
  2. El rendimiento físico no tiene nada que ver con los somatotipos y todo que ver con, fuerza, resistencia, coordinación y la habilidad del cuerpo de coordinar exitosamente grupos musculares durante acciones balística implicando movimientos excéntricos y concéntricos.
    ***
  3. La aptitud física es independiente del somatotipo. Se refiere a la habilidad de los músculos de hacer un tipo especifico de trabajo en cierto contexto y recuperarse un espacio suficientemente corto de tiempo para volver a hacerlo. (imaginaos un peso pesado de boxeo y un corredor maratoniano, los dos están en muy buena forma física pero tienen cuerpos muy diferentes).
    ***
  4. El popular mito entre el somatotipo y el metabolismo es falso. Si bien hay diferencias en el metabolismo basal básico (MBR), que mide la cantidad de calorías que se queman en reposo en cada tipo de cuerpo, son el resultado de la musculatura y el nivel de actividad a que se somete cada uno, y no en el tipo de cuerpo especifico.
    ***

    Entonces Que Determina Cómo Ganamos Musculo?

La pregunta es, si el tipo de cuerpo no es un indicativo real de la facilidad o la velocidad a la que podemos ganar musculo, que lo es?

Los músculos solo crecen tan fuertes y potentes como les permiten los puntos de anclado, siendo estos puntos los tendones y huesos. Unos tendones fuertes y unos huesos fuertes hacen músculos fuertes y potentes. Cómo los tendones y los huesos se hacen más fuertes a través de la actividad física que ejercita los músculos esto se convierte un poco en catch-22.

En este punto entra la nutrición. Los huesos requieren calcio y el calcio tiene que estar presente en la dieta. Una combinación de suficiente calcio y suficiente frecuencia de ejercicio de alto impacto que generen fuerzas de 4g (alrededor de cuatro veces el peso de nuestro propio cuerpo aplicado a los músculos y huesos) empieza a afectar la densidad de los huesos. A medida que los huesos ganan densidad pueden suportar un fuerza mayor de los músculos de forma más fácil, así los músculos pueden empezar a crecer más rápido.

La receta para construir musculo siempre ha sido la misma y es la misma para todo el mundo:

  • Buena nutrición.
  • Ejercicio regular que rete a los grupos musculares en los cuales quieres ganar fuerza.
  • Suficiente reposo (para que el cuerpo restaure el daño fibrilar y cree musculo nuevo).

Gente con huesos que ya son densos debido a su estilo de vida encontrarán más facilidad a la hora de ganar musculo a cualquier cadencia. Las mujeres, que suelen tener huesos menos densos que los hombres, tendrán que trabajar mucho más duro para ver resultados.

Cuanto quema una persona a su tasa metabólica en reposo (BMR) dependerá de su peso, ratio de musculo/grasa, actividad física y mental (el celebro requiere el 20% del suministro de sangre total), su altura, el tipo de comida que suela comer (por ejemplo, hidratos de carbono de absorción rápida cómo azucares o de absorción lenta como arroz y pasta integral, etc...)

En resumen, cualquiera con la combinación adecuada de nutrición y entrenamiento puede ganar masa muscular independientemente de su talla, pero no todo el mundo puede ganar la misma cantidad de músculo, a la misma velocidad. La formula para perder o ganar peso es la misma para todos: come más de lo que quemas para ganar peso y come menos de lo que gastas para perder peso. Al parecer nadie escapa las leyes básicas de la física.

Fuente

6
M

dices que lo del tipo de cuerpo y el metabolismo es falso

y luego pones esto

cualquiera con la combinación adecuada de nutrición y entrenamiento puede ganar masa muscular independientemente de su talla, pero no todo el mundo puede ganar la misma cantidad de músculo, a la misma velocidad

xddddddddddd

1 respuesta
Lord_Khronus

#2 Teniendo en cuenta que has posteado al minuto de poner yo el artículo, entiendo que no te has leído apenas nada. Esfuérzate un poco y leetelo con calma.

4
3 años después
StkR

Estaría perfecto si no tuviese varias faltas de ortografía y estuviese mejor redactado.

Aún así, está bien la info.

2 respuestas
Lord_Khronus

#4 Es una traducción, dime dónde hay faltas y las corrijo.

1 respuesta
StkR

#5 luego si puedo copio el texto y te lo pego cambiado por si quieres actualizarlo. Son más errores de redacción que faltas en si, pero unas cuantas hay xd.

Hay una frase corta que repite "el cuerpo" 3 veces xd.

1 1 respuesta
S

#6 Eres un poco tikismikis no?
Ten cuidadito.

Último aviso .

1 1 respuesta
StkR

Hay aún muchos foros (incluido este), páginas web o incluso entrenadores fitness que utilizan a conveniencia la palabra endomorfo, mesomorfo o ectomorfo para clasificar los tipos de cuerpo, perpetuando un mito sin fundación científica alguna.

Nuestros cuerpos son los instrumentos que usamos para conectar con el mundo y los lugares donde vivimos así que vale la pena usar un poco de nuestro tiempo para desentrañar un poco el tema y entender dónde acaba el mito y empieza la ciencia.

La teoría detrás de los somatotipos (el termino científico para tipos de cuerpo) vino en los 40 de la mano del psicólogo americano William Herbert Sheldon, quien usaba la examinación visual para clasificar el físico humano de acuerdo a la contribución relativa de los tres elementos fundamentales nombrados a partir de las tres capas germinales del desarrollo embrionario: la endodermis, (forma el tracto digestivo), la mesodermis, (se convierte en músculo, corazón y vasos sanguíneos), y ectodermis (forma la piel y el sistema nervioso)

En los 40 había un fuerte movimiento social en los Estados Unidos que se decantaba a favor de la Eugenesia y la clasificación en Endo-Meso-Ecto era muy conveniente para sus objetivos. A pesar del aspecto físico de la teoría de Sheldon su objetivo real era de ligar sus observaciones al plano psicológico y asociar eso a cada tipo de cuerpo creando la teoría de la Psicología Constitucional.

Sheldon usaba técnicas de clasificación subjetivas basadas en su valoración visual del físico de sus sujetos. Hoy en día su teoría de Psicología Constitucional ha sido desacreditada.

Desafortunadamente, la falacia de las clasificaciones físicas persiste incluso ahora, pero es una forma muy pobre de ver cómo funciona el cuerpo y de cómo ganar músculo. La razón de que la falacia persista hoy en día es porque Barbara Heath, la asistenta de la investigación original, y más tarde Lindsay Carter, siguieron desarrollando la idea y la popularizaron en los 60, creando una clasificación muy conveniente para muchos profesionales del fitness.

Medidas Antropomórficas y Tu Cuerpo

La ciencia y nuestros conocimientos de cómo funciona el cuerpo se ha desarrollado increíblemente desde los 60, y es hora que empecemos a retirar la clasificación endo-meso-ecto como el mito que es.

Primero, no hay una sola persona que sea adecuadamente descrita por una de esas clasificaciones: en el mejor de los casos estas clasificaciones son una aproximación y en el peor que simplemente están mal. Y no quieres basar tu entrenamiento y nutrición en algo que sea "casi cierto".

Segundo, el cuerpo de cada persona es el resultado de una mezcla de características que normalmente se asocian a uno de los tipos de Health-Carter. En realidad, los elementos visuales que hacen a una persona encajar en una u otra están mal y pueden llevar a más problemas que soluciones.

La única área donde los somatotipos juegan un papel importante en la ciencia de los deportes y la biología es cuando necesitamos tener en cuenta factores antropomórficos para determinar la aptitud física o rendimiento físico. Los factores antropomórficos incluyen: la amplitud y longitud del cuerpo, peso corporal, densidad osea e incluso el ratio de los huesos de las piernas y brazos en relación al torso.

Hay muchos factores que influyen las medidas antropomórficas: genética, nutrición, factores ambientales y culturales y, obviamente, el sexo de la persona. Un estudio llevado por investigadores de la Universidad de Madrid mostró que las medidas antropomórficas pueden determinar la aptitud física de un sujeto, que puede ser luego convenientemente clasificado en uno de los somatotipos típicos.

Cuatro claves a recordar:

Cada persona es una combinación de los tres diferentes somatotipos basado en las complejidades de sus medidas antropometricas. Alguien puede ser alto, pesado y aún así relativamente ligero muscularmente por su talla. Otro puede ser bajo, poco pesado y aun así muy musculoso (tirando por la borda el indice BMI). No se puede basar ningún entrenamiento o plan nutricional solo en base a cómo nos vemos o cuánto pesamos.
***
El rendimiento físico no tiene nada que ver con los somatotipos y todo que ver con: fuerza, resistencia, coordinación y la habilidad del cuerpo de coordinar exitosamente grupos musculares durante diversas acciones, implicando movimientos excéntricos y concéntricos.
***
La aptitud física es independiente del somatotipo. Se refiere a la habilidad de los músculos de hacer un tipo específico de trabajo en cierto contexto y recuperarse un espacio suficientemente corto de tiempo para volver a hacerlo (imaginaos un peso pesado de boxeo y un corredor maratoniano: los dos están en muy buena forma física, pero tienen cuerpos muy diferentes).
***
El popular mito entre el somatotipo y el metabolismo es falso. Si bien hay diferencias en el metabolismo basal básico (MBR), que mide la cantidad de calorías que se queman en reposo en cada tipo de cuerpo, son el resultado de la musculatura y el nivel de actividad a que se somete cada uno, y no en el tipo de cuerpo especifico.
***
Entonces qué determina cómo ganamos músculo?

La pregunta es: si el tipo de cuerpo no es un indicativo real de la facilidad o la velocidad a la que podemos ganar musculo, qué lo es?

Los músculos solo crecen tan fuertes y potentes como les permiten los puntos de anclado, siendo estos puntos los tendones y huesos. Unos tendones fuertes y unos huesos fuertes hacen músculos fuertes y potentes. Como los tendones y los huesos se hacen más fuertes a través de la actividad física que ejercita los músculos, esto se convierte un poco en catch-22.

En este punto entra la nutrición. Los huesos requieren calcio y el calcio tiene que estar presente en la dieta. Una combinación de suficiente calcio y suficiente frecuencia de ejercicio de alto impacto que generen fuerzas de 4g (alrededor de cuatro veces el peso de nuestro propio cuerpo aplicado a los músculos y huesos) empieza a afectar la densidad de los huesos. A medida que los huesos ganan densidad pueden suportar un fuerza mayor de los músculos de forma más fácil, así los músculos pueden empezar a crecer más rápido.

La receta para construir músculo siempre ha sido la misma y es la misma para todo el mundo:

Buena nutrición.
Ejercicio regular que rete a los grupos musculares en los cuales quieres ganar fuerza.
Suficiente reposo (para que el cuerpo restaure el daño fibrilar y cree músculo nuevo).

Gente con huesos que ya son densos debido a su estilo de vida encontrarán más facilidad a la hora de ganar musculo a cualquier cadencia. Las mujeres, que suelen tener huesos menos densos que los hombres, tendrán que trabajar mucho más duro para ver resultados.

Cuánto quema una persona en su tasa metabólica en reposo (BMR) dependerá de su peso, ratio de músculo/grasa, actividad física y mental (el cerebro requiere el 20% del suministro de sangre total), su altura, el tipo de comida que suela comer (por ejemplo, hidratos de carbono de absorción rápida como azúcares o de absorción lenta o arroz y pasta integral, etc...)

En resumen, cualquiera con la combinación adecuada de nutrición y entrenamiento puede ganar masa muscular independientemente de su talla, pero no todo el mundo puede ganar la misma cantidad de músculo, a la misma velocidad. La fórmula para perder o ganar peso es la misma para todos: come más de lo que quemas para ganar peso y come menos de lo que gastas para perder peso. Al parecer nadie escapa las leyes básicas de la física.

Fuente

Celebro (cerebro) era la que más me chirriaba. Ni idea de qué es catch-22 así que con eso no hay nada que hacer. @Lord_Khronus

Los formatos se han ido a la puta, estoy con el móvil.

#7 jódete.

2 1 respuesta
arrozypollo

#8 Tu manera de poner tildes me pone mogollón

1 respuesta
StkR

#9 arrózypóllo.

jmanuel_zona

No son más que herramientas de marketing para enfocarse en un nicho de mercado y vender la pastilla roja para tener super resultados.

Lo que importa es el estímulo muscular y las calorías que le metes al cuerpo. Lo demás, historias para no dormir

saludos

S

Pero si que es cierto, sin decir que los somatotipos existan, que hay gente que por genética, tienen tendencia a ser más fanegas que otros , otros que les cuesta más pillar músculo y son delgados, y luego aunque cambien su cuerpo, como se descuiden , tienen mayor o menor predisposición a pillar chicha o perder músculo

1 respuesta
M

#12 En la mayoría de casos esto se debe a que comen de más o de menos, no hay misterio, yo era de los que pensaba que comía un montón y no engordaba solo porque cada día comía donuts, patatas y cosas así, hasta que empece en el gym a contar calorías y me puse en un superávit de verdad, 3000 kcal que al fin y al cabo tampoco son tantas, en poco tiempo pillé +10kg y luego ya fue el descontrol.
Que casualidad que después me pasaba lo contrario, creía que comía poco y seguía cogiendo peso, hasta que me puse a contar calorías y resulta que en un día me podía meter 3000-4000 kcal sin hacer nada de deporte y metido 8h en una oficina.

Cierto es que cada persona tiene su propio gasto calórico, pero al fin y al cabo, nadie engorda del aire ni adelgaza inflándose a calorías.

Meleagant

#4

Usuarios habituales

  • Meleagant
  • Serpentino
  • jmanuel_zona
  • StkR
  • arrozypollo
  • Lord_Khronus
  • MoLe