SOCIAL es LAICOS al revés - Piezas sobre ciencia política, filosofía, comunicación, etc

BuLLeT_AZ

#1530
Yo no me he pegado un tochopost en mi blog intentando desmontar y/o atacar nada. Simplemente comento que me ha hecho gracia el rant de señor mayor que hace una lectura llena de tópicos y elitismo hacia algo que por desprecio se niega a conocer un poco más en profundidad.

Pero si quieres explico los motivos por los que sin leer al otro turras si estoy de acuerdo en que en el trap hay mucho de nuevo punk.

1
D4M0


https://pbs.twimg.com/media/FEuEok5XwAI7_tQ?format=jpg&name=4096x4096

2 1 respuesta
Masada

#1532 A Marías le pasa como a De Prada. Cogen alguna referencia cultural de perfil minoritario (como el cine clásico) para ver cómo sacan un artículo actual buscando paralelismos. Casualmente llevo años queriendo ver esa película pero qué canteo, mujeres y rivales. Todo para no decir que los grandes referentes de la literatura universal son varones, y no pasa nada por ello. La obsesión de que la calidad es acorde a la cantidad, ergo hay que publicarlas a todas.

c0b4c

Todo lo que es racional se desmorona precisamente porque es racional, porque es creado por el hombre: solo lo irracional puede perdurar. La crítica racional erosionará todo lo que esté a su alcance: solo aquello que está impermeabilizado contra ella, al ser intrínsecamente misterioso e inexplicable, podrá sobrevivir. Lo que hace el hombre lo arruinará el hombre: únicamente lo sobrehumano perdura.

La historia ofrece abundantes ejemplos de esta verdad. ¿Hay algo más absurdo que la monarquía hereditaria? ¿Por qué habría de esperarse que reyes sabios y virtuosos sean sucedidos por descendientes igualmente buenos? Sin duda, la libertad de elegir al monarca - es decir, una monarquía electiva - es más razonable. Pero la desdichada situación de Polonia es prueba suficiente de las lamentables consecuencias a las que ello conduce, mientras que la institución totalmente irracional de la monarquía hereditaria es una de las instituciones humanas más estables. Las repúblicas democráticas son sin duda más racionales que la monarquía: sin embargo, incluso teniendo en cuenta el momento de mayor esplendor en la Atenas de Pericles, ¿cuánto tiempo ha logrado sobrevivir la democracia? ¿Y a qué precio en última instancia? En cambio, sesenta y seis reyes, algunos malos, otros buenos, pero como promedio suficientemente aceptables, han gobernado bastante bien el gran reino francés durante mil quinientos años. Insistamos, ¿que podría ser a primera vista más irracional que el matrimonio y la familia? ¿Por qué deberían permanecer unidos dos seres incluso cuando sus gustos y su visión de la vida terminan difiriendo? ¿Por qué habría de sobrevivir una simulación tan obstinada? Pues bien, la unión inquebrantable de dos seres y el misterioso vínculo de la familia persisten a pesar de su insulto a la razón abstracta.

Joseph de Maistre y los orígenes del fascismo, Isaiah Berlin

Hay que entender que estas no son palabras textuales del mismo de Maistre, sino interpretación de Berlin sobre el pensamiento del autor. Personalmente, el primer párrafo me parece muy poderoso. La defensa que hace de la monarquía no la termino de tener clara, pero es que en su época las ciencias estaban literalmente infectándolo todo hasta llegar a las propias formas de gobierno. Sobre las corrientes de la época escribe Berlin:

En mayor o menor medida, creían que los hombres eran por naturaleza racionales y sociables; o que al menos, cuando no los embaucaban los granujas o los confundían los necios, comprendían qué era mejor en su propio interés y en el de los demás; que seguirían, si se les enseñaba a verlas, las normas de conducta discernibles mediante el uso del entendimiento humano ordinario; que existían leyes que regían la naturaleza animada e inanimada, y que estas leyes, con independencia de que pudiesen o no ser descubiertas empíricamente, eran evidentes tanto si uno miraba dentro de sí como si contemplaba el mundo exterior. Creían que el descubrimiento de tales leyes y su conocimiento, si se difundía lo suficiente, tenderían por sí mismos a propiciar una estable armonía en el individuo, así como entre individuos y organizaciones. La mayoría creía que se debía alcanzar el máximo grado de libertad individual y el mínimo de gobierno - al menos después de que los hombres hubiesen sido convenientemente reeducados -. Pensaban que la educación y la legislación basadas en los “preceptos de la naturaleza” podían solucionar casi todos los males; que la naturaleza no era sino la razón en acción, y que consecuentemente su funcionamiento era en principio de deducible de una serie de verdades últimas, como había ocurrido con los teoremas de la geometría, y más adelante de la física, la química y la biología. Aquellos de mentalidad más empírica estaban convencidos de que era posible elaborar una ciencia de la naturaleza humana lo mismo que una ciencia de las cosas inanimadas, y que las cuestiones éticas y políticas, siempre que fueran genuinas, podían en principio resolverse con la misma certeza con la que se resolvían las cuestiones matemáticas o astronómicas. Y la vida basada en esas respuestas sería una vida libre, segura, feliz, virtuosa y sabia.

Terrorífico.

3 3 respuestas
Fox-ES

#1534 Existen varias ciencias de la naturaleza humana y hoy en día cuentan con una evidencia empírica incuestionable hasta tal punto que se usan desde que para que votes a X partido hasta para que compres Choco Crispis en vez de Honey Pops.

1 respuesta
sephirox

#1534 Fíjate que el otro día me pillé ese libro xd. Qué casualidades.

Los orígenes del fascismo en estos reaccionarios, está muy cogida con pinzas, pero básicamente el hilo de unión está, como se ve, en la importancia que le dan a las ciencias naturales, en tanto que cuadra muy bien esa idea de "naturaleza" como algo que está por encima del hombre y que no puede controlar, muy en la idea de Dios (que tampoco es nada que no dijese Santo Tomás).

El fascismo, sobre todo en su versión nazi, lo que hace es extremar esta idea cayendo en ese "darwinismo racial" y en el concepto de "blut und bodem", pero nada más que ver con estos reaccionarios, cuya idea es más similar a la de los anarquistas, solo que bajo un funcionalismo de castas en vez de cooperativo.

No me he leído el libro de Berlin (que sí tengo pensado hacerlo pronto), esto lo leí en "La revolución cultural nazi", que no lo cita, pero creo que viene de estas tesis de Berlin, ya que en la bibliografía usada sí que aparece.

Y bueno, ese segundo párrafo lleva al debate que páginas atrás tuve con otro usuario, donde le dije que la idea de un "derecho basado en la naturaleza" específico de cada "pueblo" y "solo válido para este", ajeno al positivismo universalista, luego racialmente gregario, lo conectaba directamente con el nacionalsocialismo, y que lo que me estaba vendiendo como "comunista" (que me importa un pito si es así o no), salía directamente de los cuadernos de formación de las SS, de su reelaboración del ideario reaccionario en algo que pretende ser "revolucionario" pero en sentido prerrevolucionario.

1 2 respuestas
c0b4c

#1535 Llamar ciencia a los tejemanejes diseñados por megacorporaciones como Kellogs es, cuanto menos, atrevido. Me pregunto si las enormes sumas de dinero destinadas a publicidad tendrían el mismo efecto en tribus como los Masái.

#1536 No he leído demasiado (apenas llevo 60 páginas), pero diría que el propio de Maistre rechazaba esa importancia que se le daba a las ciencias naturales. Mi segunda cita hace referencia a todo lo que de Maistre repudiaba; de ahí su férrea defensa a la monarquía.

2 respuestas
Fox-ES

Cuidado que ahora los movimientos autócratas eran materialistas y fundamentados en la ciencia. XD

No es como que la idea de raza o la frenología nunca tuvieron una evidencia positiva. Además de que en el propio texto se dejan caer dos mantras del fascismo. Igualar lo racional a lo irracional, la religión a la ciencia y una crítica despiadada al comunismo negando realidades que hoy están demostradas por la psicología y la antropología como que en el caso del homo sapiens sapiens tener una sociedad depredadora no es algo intrínseco.

La mitad del texto es un hombre de paja contra el materialismo para defender sus sesgos de la realidad y tratar de validarlos. Si de verdad os creéis esas chorradas, que en verdad sé que no, deberíais pasar el día rezando y no posteando en un foro.

1 respuesta
sephirox

#1537 Es muy interesante, tengo ganas de leerlo. Yo lo que te he comentado lo he sacado de aquí:

La reacción política, el hecho de predicar el regreso al orden antiguo, supo aliarse y entrar en sinergia con lo que ilustraba mejor el progreso, es decir, el desarrollo de las ciencias, en particular de las ciencias de lo vivo que, desde la medicina a las ciencias naturales, vivían un importante florecimiento en el siglo XIX. Ahora bien, esas ciencias consideraban a los seres vivos, a los individuos que pertenecen a los reinos vegetal, animal o humano, como seres sometidos a fuerzas que los superaban: «leyes de la vida», «atavismo», «leyes de la naturaleza» eran la nueva trascendencia que hacía y deshacía lo vivo y que, de ahí, negaban la libertad de los hombres. No hay ninguna libertad, enseñan las ciencias, para los vegetales y los animales: ¿por qué habría de ser una excepción el hombre, que es un animal como otro cualquiera?

El hombre definido por las ciencias naturales es, en efecto, un ser natural sometido a las mismas necesidades que los demás. Eso es lo que apasiona a los intelectuales, tanto de derechas como de izquierdas: por fin un conocimiento cierto del hombre, por fin leyes que permiten verlo tal como es, y también preverlo. 

[...]

En las antípodas del espectro político, un Maurice Barrès expía sus supuestos errores de juventud dedicando su obra no ya a los individuos egoístas y aislados ni tampoco al culto del yo, sino a los grandes conjuntos, grupos y comunidades que estructuran al ser tal como es: la raza, la nación, la familia, la parroquia. Barrès, lector aguerrido de las ciencias de su tiempo, tanto de Jules Soury como de Paul Broca, hace para sus lectores el retrato de un hombre moldeado con humus, el de la tierra y de los muertos. El individuo, último retoño de un largo linaje, no es nada sin esa comunidad biológica y espiritual que le da sentido y existencia. Después de haber errado y dudado durante su juventud, Barrès regresa a puerto: tras el individualismo de la errancia, el holismo de las certezas ancladas en la autoridad de las ciencias de la naturaleza y de lo vivo.

La revolución cultural nazi, Johann Chapoutot.

Y luego esto, que va en relación con el anterior párrafo porque es lo que deviene de ese uso de las ciencias naturales:

Los juristas nazis se esfuerzan, en primer lugar, por refutar todos los discursos que exponen la proveniencia del derecho en términos de fundación racional o de procesión trascendente. Para ellos, el derecho no se funda en la razón. Esa peligrosa ilusión viene promovida, desde el Renacimiento, por las doctrinas del derecho natural racional, el iusnaturalismo moderno que pretende erigir una abstracción («el hombre» o «el individuo») en fundamento de las normas jurídicas. Según los iusnaturalistas, el hombre estaría dotado por nacimiento, es decir, por naturaleza, de derechos inalienables. El número y el contenido pueden variar (seguridad, propiedad, etc.), pero el principio siempre es el mismo: por el simple hecho de haber nacido, los hombres son sujetos de derecho idénticos e iguales. La literatura jurídica nazi no deja de denunciar las quimeras sobre las que reposa semejante doctrina: el universalismo de un «hombre» del que se mofan desde Joseph de Maistre —recordando que rara vez se cruza uno con él paseando por la calle—, el igualitarismo de derechos abiertos a todos por la sola virtud del nacimiento y el individualismo natural de una cultura jurídica que convierte a todo bípedo en un ser eminentemente respetable. Desde el punto de vista nazi, la idea según la cual el nacimiento daría lugar a una esencia y que esa esencia debería ser respetada en todo «hombre» (ya sea un retrasado mental o un criminal) es una inepcia que suscita la más insistente de las ironías6: «¿De verdad son hombres?», preguntan incansablemente los documentales, artículos y panfletos dedicados durante el III Reich a los hospitales psiquiátricos y a sus pacientes.

Las refutaciones, activas o en vacío, de esas dos tradiciones normativas importantes en Occidente (el iusnaturalismo y el cristianismo) dejan huérfana a la norma jurídica. ¿En qué fundarla o, más bien, en qué enraizarla? Porque para los juristas nazis no se trata tanto de fundarla en la razón como de narrar un origen, y no tanto de desarrollar una lógica de la norma como de exponer su genealogía. Para ellos, el derecho procede del Volk —estando perfectamente claro que no se trata de una deducción lógica, sino de una procesión genealógica, de una emanación o de una secreción substancial, orgánica—.

Para dar cuenta del origen de la norma, los juristas nazis proponen un relato histórico ambicioso y de largo recorrido. En su intento de proporcionarles un pedestal seguro a los valores y a los imperativos nuevos, pretenden encontrar lo nuevo en lo antiguo, y descubrir el arquetipo en lo arcaico. Todo jurista que se respete se siente en la obligación de ser etnólogo, explica el historiador del derecho Eberhard von Künssberg, profesor en la Universidad de Heidelberg7. En una obra de 1936 dedicada a la Rechtliche Volkskunde (etnología jurídica)8, Künssberg afirma que «la ciencia del derecho y la etnología tienen en parte el mismo objeto»9. Al repetir la cantinela nazi según la cual «no puede distinguirse, en los tiempos más antiguos, las costumbres del derecho ni el hábito popular del hábito jurídico»10, les asigna a los juristas la tarea de encontrar «el derecho que está arraigado en las costumbres del pueblo»11. La etnología jurídica estudia las «costumbres jurídicas vivas» y se propone «reunirlas» para «codificar el derecho del pueblo y defenderlo contra el derecho escrito, fijo, extranjero»12. Solo con esa condición podrá la ciencia del derecho jactarse de ser «un estudio del derecho vivo13».

La revolución cultural nazi, Johann Chapoutot.

1 2 respuestas
Fox-ES

#1537 Es ciencia. Se llama neuromarketing y se fundamenta en principios estadístico-empíricos.

Los productos de esa compañía no se han diseñado para los Masai, si quisieran vender a los Masai les ofrecerían algo que ellos comprarían.

Engañar a una persona requiere un libro a un millón un titular. Precisamente somos seres sociales y la falacia ad populum no es de las más comunes por casualidad. Además de que estamos más dispuestos a creer que algo es cierto si lo escuchamos amenudo.

3 1 respuesta
Masada

#1534 #1536 Si tenéis curiosidad por una antítesis de Berlin, Ronald Workin es vuestro hombre.

#1539 Los juristas nazis hicieron un reset mental. No esperaba menos; es una base necesaria para el fin de la ética.

c0b4c

#1540 El uso de métodos estadísticos (y empíricos) es condición necesaria, pero no suficiente, para que una disciplina sea categorizada como ciencia. Los alfareros del paleolítico aplicaban estos métodos, pero sería muy osado decir que hacían ciencia. Cuando lanzo una piedra y la dejo caer no estoy estudiando física. Estudiaré física cuando describa los motivos por los cuales las piedras caen cuando se lanzan, de tal manera que pueda irme a la otra punta del mundo, y con las descripciones predecir con absoluta exactitud cuánto tardará la piedra en caer para una determinada altura de lanzamiento.

Lo que caracteriza a una disciplina de carácter científico es la capacidad que tiene para describir y explicar los fenómenos que están bajo su estudio. El neuromárketing será una ciencia si alguna vez llegase a explicar los mecanismos mediante los cuales yo elijo un producto y no otro. Es decir, cuando describa los diferentes fenómenos que ocurren en mi cerebro con absoluta precisión, de tal manera que esta descripción sea extrapolable a cualquier otro ser humano, puesto que es esencial que estas descripciones se puedan generalizar y reproducir en otros, y también nos permita predecir con absoluta exactitud las elecciones de cada individuo.

Ya puedes empezar a intuir los problemas que derivan de tal empresa.

4 1 respuesta
c0b4c

#1539

La constitución de 1795, exactamente igual que sus predecesoras, se hizo para el hombre. A lo largo de mi vida he visto franceses, italianos, rusos, etcétera; y gracias a Montesquieu, sé también que uno puede ser persa. Pero en lo que atañe al hombre, declaro que no lo he conocido en toda mi vida; si existe, es para mí un desconocido.

Joseph de Maistre

(Perdón por el doblepost, no me di cuenta :()

1
Craso
#1538Fox-ES:

Cuidado que ahora los movimientos autócratas eran materialistas y fundamentados en la ciencia. XD

Eso es precisamente lo que dijeron Adorno y Horkheimer en "Dialéctica de la Ilustración". Según ellos el fascismo y el Holocausto en particular fueron una consecuencia inevitable del materialismo moderno. Ese panfleto fue el comienzo del desprecio a la ciencia y a la razón que condujeron al posmodernismo.

En realidad esa supuesta relación entre el fascismo y el materialismo está cogida con pinzas. Como dice Juan José Sebreli, el fascismo está influido sobre todo por el idealismo romántico. Es cierto que tiene rasgos propios del materialismo que se aprecian especialmente en el culto que tiene por el maquinismo, pero no son nada en comparación con toda la exaltación que hace de los instintos, la voluntad, el espíritu...

Lo peor es que desde la publicación de "Dialéctica de la Ilustración" la izquierda ha degenerado de una forma tremenda. Lees textos de Marx, Engels, Bakunin y Kropotkin y siempre defienden la razón y la ciencia. Ahora los teóricos de izquierda odian eso con todas sus fuerzas.

1
M0E

No quiero imaginarme las piruetas que debe dar Berlín en ese libro para acabar cargando a la reacción francesa el muerto del fascismo, pues son dos concepciones del mundo contrapuestas. Hay que ser muy caradura. El escudo de la República Francesa es literalmente un fascio.

Precisamente ahora estoy leyendo a Maistre a través de Cioran y es de las cosas más divertidas que he leído últimamente. Cuando esté en casa copio algún elogio.

3 2 respuestas
sephirox

#1545 Antiguamente la historiografía ponía a la Acción Francesa como origen del fascismo, ojo. Si no recuerdo mal, esto era Nolte. Pero hoy en día esa distinción entre reacción y fascismo ya es hegemónica y dada por hecho.

1
D4M0

En este hilo está Albiac diciendo que el no eran pocas las simpátias del fascismo en Francia. Por no hablar del inmenso colaboracionismo francés, algo que prefieren no sacar bajo ninguna circunstancia, y está más cercano a la guerra civil española, por ejemplo.

1 respuesta
-OnE-
#1545M0E:

Precisamente ahora estoy leyendo a Maistre a través de Cioran y es de las cosas más divertidas que he leído últimamente. Cuando esté en casa copio algún elogio.

Me interesa

2 respuestas
M0E

#1547 También la delegación de deportistas de Francia enviada por el gobierno del Frente Popular a las Olimpiadas de 1936 desfilando brazo en alto en Berlín.

#1548

3
Fox-ES

#1542 Putos alfareros paleolíticos que dominan los sistemas más complejos diseñados por la humanidad y últimos añadidos al método científico. Supongo que Bayes y Fisher copiaron sus estudios de escrituras cuneiformes y la URSS se vio extremadamente afectada al no tener los avances estadísticos de Fisher por tener el mismo sesgo que tú contra esos alfareros.

Con tu definición la física cuántica, la medicina, la agricultura, la etología y otro largo etc no son ciencia y eso es una absoluta parida. Tu propio sesgo de participar en una ciencia experimental te nubla.

El neuromarketing no trata de que consumas tú cómo individuo trata de que determinada sociedad consuma. A día de hoy, incluso dentro de las limitaciones de necesitar un equipo pesado, se han hecho estudios con imágenes del cerebro. Lo siento pero a día de hoy ese elitismo de las ciencias experimentales es infundado. La capacidad de hacer predicciones estadísticamente consistentes de las disciplinas antes citadas es un hecho no rebatible.

Newton no hizo ciencia porque solo definió como actúa la gravedad y no el por qué. Por supuesto.

1 respuesta
M0E

#1548

Sus libros, impregnados de una rabia tonificante, jamás aburren. En cada uno de sus párrafos se le ve exaltar o rebajar hasta la inconveniencia una idea, un acontecimiento o una institución, adoptar respecto a ellos un tono de fiscal o turiferario. "Todo francés amigo de los jansenistas es un imbécil o un jansenista." "Todo es milagrosamente malo en la Revolución Francesa." "El protestantismo es el mayor enemigo de Europa, que debe ser reprimido por todos los medios posibles, excepto los criminales, la úlcera funesta que se aferra a todas las soberanías y las roe sin tregua, el hijo del orgullo, el padre de la anarquía, el corruptor universal." "No existe nada tan justo, docto e incorruptible como los grandes tribunales españoles, y si a ese carácter general añadimos el del sacerdocio católico, nos convenceremos, sin ninguna necesidad de pruebas, de que no puede haber en el universo nada más tranquilo, circunspecto y humano por naturaleza que el tribunal de la Inquisición."

4 2 respuestas
-OnE-

#1551 tengo que hacerme con ese ensayo

sephirox

#1551 ¿Qué libro es?

1 respuesta
D4M0

#1553 yo diría, por lo que viene comentando, que puede ser Ensayo sobre el pensamiento reaccionario y otros textos, de Cioran. Pero en este caso sale el prefacio como el título del libro, luego debe ser algo más antiguo.

1 2 respuestas
M0E

#1554 Es exactamente ese, edición de Montesinos colección ensayo. La foto no es mía, pero era lo que quería subir. El prefacio entero es así, me ha pillado por sorpresa.

Maistre aspira a la humildad, virtud ajena a su naturaleza, únicamente cuando recuerda que debe reaccionar como un cristiano. Algunos de sus exégetas dudaron, no sin pesar, de su sinceridad, en lugar de alegrarse del malestar que les inspiraba: sin sus contradicciones, sin los malentendidos que, por instinto o por cálculo, creó sobre sí mismo, su caso habría sido liquidado hace tiempo, y hoy sufriría la desgracia de ser comprendido, la peor que puede abatirse sobre un autor.

1 1 respuesta
sephirox

#1554 #1555 Me tendré que hacer con él en físico, porque online...

c0b4c

Otra de cuando estaba en Rusia:

Ejercer una supervisión más rigurosa sobre los inmigrantes occidentales, en especial sobre los alemanes y los protestantes, quienes vienen a este país a instruir a la juventud en toda clase de materias. Podemos estar seguros de que, de cada cien extranjeros de este tipo que entran en Rusia, al menos noventa y nueve representan para el Estado una indeseable absorción, puesto que quienes tienen propiedades, familia, moralidad y reputación se quedan en su país.

5
Lexor
1 respuesta
Mar5ca1no7

@lexor pls, el basureo fuera de aqui que se nos saltan los monoculos.

1 respuesta
tute07011988

Bernabé me podría cagar en la cara que seguidamente le aplaudiría porque seguro que tendría razón. Me encanta cuando se calienta e insulta de esa forma.

1 1 respuesta

Usuarios habituales