Proyecto: Novela

Ilore

Este hilo pretende que todos aquellos que tenemos pasión por escribir y soñamos con ver algun día nuestras obras publicadas, podamos compartir experiencias, pedir consejos y en definitiva, compartir nuestra afición durante el dificil proceso de creación de una obra literaria.

Aquí tienen cabida tanto aquellos que jamás han escrito nada, como aquellos que ya tienen obras publicadas, pasando por los que, como yo, estamos en proceso de escribir. En definitiva, todo el mundo a quien le interese el arte de la creación de historias.

Además de compartir experiencias, creo que este hilo puede resultar muy útil por una razón que Orson Scott Card (autor de El Juego de Ender entre otros) resume muy bien en su libro "Cómo escribir ciencia-ficción y fantasía" (gracias #69 por hablarme de este gran libro):

"A veces lo que más se necesita es escuchar a otra gente hablar de la escritura con la misma pasión y arrebato que siente uno mismo. Después de que compañeros de trabajo y familiares le hayan fastidiado durante meses con la cantidad de tiempo que desperdicia escribiendo, encontrarse con compañeros de fatigas puede suponer un gran alivio"

NUESTROS DIARIOS DE DESARROLLO

Por mi parte, voy a ir contando poco a poco las aventuras y desventuras sobre mi proyecto de escritura de forma periódica, como una especie de "diarios de desarrollo" y animo a todos a hacerlo ¿por qué? Porque escribir es una ardua tarea que requiere disciplina y sobre todo mucha fuerza de voluntad. Es muy facil romper el compromiso con uno mismo sobre escribir con regularidad, por eso, si uno se compromete a publicar sus avances en este hilo, eso ya es un motivo para obligarse a uno mismo a continuar. Algo que creo que puede resultar muy útil para finalmente terminar nuestra obra.

DISCUSIONES SOBRE ESCRITURA

En este hilo también podemos discutir sobre temas relacionados con la escritura, además de pedir consejos u opiniones. De hecho, cualquier debate sobre algún tema de escritura será bienvenido aunque sea tan solo por el hecho de compartir entre nosotros la afición por escribir.

A continuación voy a hacer unos comentarios o "consejos" que yo sigo, ya sea porque los he escuchado de otros escritores o porque he llegado a ellos por mí mismo, con los que podéis estar de acuerdo o no, que pueden ser más o menos acertados, pero son los que por ahora YO sigo:

NO HACE FALTA SER UN GENIO PARA ESCRIBIR

Esto es algo que me parece importantísimo tener grabado a fuego en la mente y se lo he escuchado/leído a muchísimos escritores de reconocido prestigio. Para escribir una buena historia o incluso una gran historia, no hace falta ser un genio. De hecho, ahora mismo hay una gran cantidad de escritores de todo tipo, una cantidad ENORME en todos los géneros y seguramente casi ninguno sea un genio de la escritura por muy buenos que sean.

Según mi opinión, en esta afición un genio más que nacer, se hace. Puede que haya cualidades que deban ser innatas (yo creo que no), pero decidir siquiera cuales, sería motivo de una profunda discusión. Lo que sí creo que no tiene discusión alguna, es que nadie nace sabiendo y que por tanto, todos los conocimientos y técnicas se pueden aprender y mejorar.

Si crees que no eres bueno escribiendo, puede que tengas razón: Puede que AHORA no seas bueno, pero ten claro que eso no quiere decir que no vayas a serlo en un futuro.

Lo que sí he leído a muchos escritores es que el esfuerzo, la ilusión y la constancia suelen llegar más lejos que sencillamente la "genialidad" innata.

De hecho, yo soy de la opinión de que alguien que es consciente de que no es un genio y que tiene mucho que aprender, seguramente llegará más lejos que alguien que piense de si mismo que sabe mucho y que es un genio.

"Solo sé, que no se nada" (Sócrates, uno de los grandes filósofos de la historia)

LA GERMINACIÓN Y DESARROLLO DE LA NOVELA

A nadie se le ocurre de repente una novela entera, llena de personajes y giros de guión. El comienzo de una novela suele ser una pequeña idea, un concepto sencillo, algo en principio humilde pero que nos hace desear escribir sobre algo.

Si tan solo tienes una idea sobre algo que te gustaría escribir o incluso tan solo una escena, no te preocupes, porque eso suele ser lo normal. No importa la forma de escribir que tenga cada uno, la inmensa mayoría de las historias, incluso las grandes historias, empiezan tan solo con una pequeña idea.

Esa primera y diminuta idea podría perfectamente caber en una frase o texto corto, pero a partir de ella, como si de una semilla se tratase, puede llegar a construirse un enorme y poderoso árbol en forma de brillante y espectacular historia.

Por tanto, si te pones directamente delante de un documento en blanco con tan solo una pequeña idea en la mente, no desesperes o te abrumes al ver que no surge de repente todo un torrente argumental de tu cabeza. Sencillamente, esa idea todavía no está "madura".

Por lo general suele ser un buen comienzo crear un archivo (o carpeta llena de archivos), o incluso una libretita, a modo de “tormenta de ideas” (brainstorming). Aquí iremos recopilando las ideas sueltas que se nos vayan ocurriendo sobre la historia que queremos escribir.

Cualquier cosa que se nos ocurra tiene cabida aquí (un personaje, una escena, una trama, un final, etc…) y no tienen por qué estar relacionadas unas cosas con otras. De hecho, normalmente serán ideas y conceptos aislados que en un primer vistazo no tienen por qué tener una relación clara con los otros.

Este archivo de Brainstorming no solo tiene utilidad al principio del proceso creativo. Siempre es bueno ir apuntando lo que se nos ocurra y no tengamos claro dónde meterlo en la creciente novela. Si de vez en cuando le echamos un vistazo a lo que tenemos puesto ahí, podremos ir encajando mejor todo lo que deseamos que contenga nuestro escrito o ir añadiendo/quitando cosas al libro conforme vayamos teniendo claro cómo hacerlo.

LA CONSTANCIA Y LA INSPIRACIÓN QUE VIENE Y VA

Tanto a los escritores profesionales como a los novatos les sucede que no siempre les acompaña la inspiración. Hay días en los que esta no aparece por ningún sitio o lo hace precisamente en los momentos en los que no podemos ponernos a escribir.

Sin embargo, no podemos depender siempre de si un día estamos inspirados espontáneamente o no. Como hemos dicho, escribir una novela es un trabajo duro que requiere preparación y esfuerzo. Hay que tener muy claro que una novela no se escribe sola.

La mayoría de escritores profesionales tienen claro que una de las cosas más importantes a la hora de escribir es la constancia: De igual forma que necesitamos ser constantes y organizados a la hora de estudiar, redactar un informe, programar un código informático, construir una casa, cosechar un campo, etc… también tenemos que ser constantes a la hora de escribir.

Para escribir una obra literaria no basta con hacerlo de vez en cuando, a ratos aleatorios, cuando la inspiración nos ataque con furia. Si hacemos esto, tardaremos muchísimo en terminar nuestra obra, si es que alguna vez llegamos a finalizarla.

Hay que ponerse con frecuencia y en serio delante del ordenador (o el medio que usemos para escribir) y construir nuestra novela, con unos horarios (más o menos flexibles y duraderos) y un esfuerzo serio y comprometido. Como ya hemos dicho, nuestra obra no se escribirá sola y tendremos que poner todo de nuestra parte para llegar a buen puerto.

Sin embargo, por mucha constancia y ganas que le pongamos a nuestra causa, hay días en los que la inspiración es esquiva y no nos acompaña espontáneamente. Una buena forma de solucionar esto (aunque no la única) es tener siempre un lugar en el que buscar la inspiración. Como se suele decir:

“Si Mahoma no va a la montaña, la montaña irá a Mahoma”

¿Qué queremos decir con esto? Muy sencillo. Entre otras cosas, lo que suele activar nuestra inspiración es una película, una canción, una imagen, un videoclip, un texto, etc… así que es una buena idea tener en nuestro ordenador una carpeta donde vayamos acumulando ese tipo de cosas que nos inspiran cada vez que las vemos/escuchamos.

Así, cuando la inspiración no esté claramente a nuestro favor, podremos acudir a esos archivos guardados y reproducirlos para ayudarnos a encontrar la musa que haga de nuestra obra algo único.

Por ejemplo, en mi caso dentro de mi carpeta “novelas” y dentro de la carpeta de cada novela en concreto, tengo una llamada “inspiración”. En ella, voy recopilando videos, películas, imágenes, canciones, etc… que estimulan mis sentidos y me inspiran para escribir sobre la temática de la novela. Entre otros muchos archivos, tengo películas, bandas sonoras de juegos o películas, imágenes artísticas, trailers de peliculas y videojuegos, etc...

De esta forma, cuando voy a iniciar mi sesión de escritura, dedico previamente unos instantes a visualizar/escuchar algunos de los archivos guardados en la carpeta “inspiración” hasta que me siento con ganas de ponerme a trabajar en la novela. Hacer esto me ayuda muchísimo durante el proceso creativo.

LA INSPIRACIÓN INOPORTUNA

Hay una situación bastante odiosa que es cuando de repente nos asalta la inspiración en un momento en el que no estamos preparados para desarrollar las ideas que vienen a nuestra mente, como cuando vamos en autobús, caminando por la calle, estamos en la cama, nos estamos duchando, etc… En estos casos, a veces cometemos el error de decirnos a nosotros mismos “bueno, no pasa nada, seguro que no se me olvida”, para un rato después descubrir con horror que esa brillante idea que nos asaltó en el peor momento, ha desaparecido de nuestra mente sin dejar rastro.

Una buena forma de evitar esto es tener siempre a mano una libretita y un pequeño lápiz/boli (o incluso el teléfono móvil. A este respecto el usuario Wanz nos recomienda esta aplicación: https://trello.com ). Así, cuando esa idea aparezca en nuestra imaginación, podremos escribir en la libreta una frase o un texto que nos ayude a recordarla. De esta manera, cuando llegue el momento de nuestra sesión de escritura, podremos echar mano de esa libretita y recordar cuál era la idea que vino a nuestra cabeza en aquel mal momento.

ORGANIZACIÓN Y ANÁLISIS

Tal y como hemos dicho al principio, no siempre podemos depender de la inspiración genial y espontánea para escribir. Por tanto, entre otras cosas, debemos tener un método estructurado de escritura, para que la inspiración nos sea menos esquiva cuando nosotros queramos.

Personalmente, estoy encontrando que hay algo importantísimo a la hora de escribir y a lo que recurro continuamente: la organización y el análisis.

Hay que tener claro que existen muchas formas de escribir y elegir una u otra tan solo depende de lo cómodos que nos sintamos con ella. A continuación, voy a hablar de la que yo sigo y que escritores como Orson Scott Card o Ken Follett también siguen:

Cuando nos encontramos con una serie de ideas, que previamente hemos escrito en el “brainstorming” ¿Cómo encajarlas? ¿Cómo convertir todos esos conceptos sueltos en una maquinaria bien engrasada y funcional?

La respuesta es esquematizar u organizar en uno o varios archivos todas las ideas, escenas, personajes, etc… que tenemos claro que queremos introducir en la novela.

Una vez hecho esto podremos ir rellenando los huecos que faltan con nuestra imaginación e inspiración. Como veis, es básico ir poco a poco creando una base sólida desde la que ir construyendo lo demás. El proceso sería como la construcción de una casa: nadie en su sano juicio se pondría de repente a poner ladrillos y cemento sin tener claro qué quiere construir ni donde ni como, esperando que cuando se canse de construir, aparezca ante él una edificación asombrosa. Ni que decir tiene que esto es absurdo. Primero hay que tener claro qué queremos hacer, diseñar los planos, reunir los materiales, contratar la mano de obra, etc. Y después de todo esto, comenzaría la construcción de la casa.

De forma muy resumida, sería decirnos a nosotros mismos: “Vale, tengo esto, esto y esto. Ahora ¿Cómo los uno? ¿Cómo relleno los huecos que me lleven de un sitio a otro?"

Esta forma de pensar y organizar, personalmente me sirve siempre: cuando me encuentro con un espacio vacío en la trama, que tengo que rellenar, lo primero que hago es tener claro lo que ya tengo y donde quiero llegar. Una vez que tengo esa base sólida sobre la que moverme, empiezo a construir poco a poco el camino que me lleve de un sitio a otro.

Sin embargo, hay ocasiones en las que por mucha organización que tengamos, no encontramos la idea que estamos buscando. Esos momentos son muy desesperantes y suceden muy a menudo.

Esto es importantísimo tenerlo claro: Todos los escritores, tanto novatos como profesionales, se atascan en algún punto (o muchos, como desgraciadamente me pasa a mi) del proceso creativo. Es algo totalmente normal y no debe ser en absoluto un motivo para abandonar nuestro proyecto. Si llegas hasta el punto de estar totalmente frustrado y enfadado, deja esa sesión de escritura por hoy, relájate y cálmate, mañana será otro día…

Una forma de vencer este problema, que a mí me funciona bastante bien, pues me sucede muchísimo eso de quedarme atascado, es sencillamente buscar continuamente otro punto de vista desde el que enfocar el problema.

Por ejemplo, supongamos que quiero unir tres sucesos A, B y C. Tengo claro lo que ya tengo escrito pero en cuanto me pongo a pensar en cómo unir A y B, me atasco y no consigo de ninguna manera encontrar la brillante idea que necesito.

En cuanto eso me sucede, busco otra forma de enfocar el problema: Si ir de A hasta B no me funciona, ¿por qué no probar a ir primero de B a C? ¿o ir de C a B y luego a A? ¿o por qué no ver cómo podría llegar de A a C y luego ver cómo podría pasar previamente por B?

Como veis, hay multitud de formas de enfocar un problema y solo será cuestión de tiempo y muchas dosis de paciencia encontrar en cada ocasión la fórmula que nos permita ir encontrando las ideas necesarias para realizar nuestra historia.

LA NOVELA DE DENTRO A FUERA O VICEVERSA

Como hemos dicho antes, una novela empieza con una o más ideas sencillas. Para construir toda la historia podemos hacer varias cosas: o empezar por algo pequeño e ir construyendo algo más grande a su alrededor, o construir algo grande e ir añadiéndole detalles cada vez más pequeños.

Vamos a poner un ejemplo para entender mejor esto:

Imaginemos que deseamos diseñar el mapa de un mundo medieval imaginario, con sus castillos, sus continentes, sus aldeas, sus reinos, etc… Tenemos muchas opciones para crearlo, entre ellas las dos de las que estamos hablando: de adentro hacia afuera o de afuera hacia adentro.

Si lo vamos a diseñar de adentro hacia afuera podremos empezar diseñando por ejemplo un castillo/ciudad/aldea y luego pasar a diseñar la provincia donde está, luego el reino, luego los reinos vecinos, el continente, los continentes, etc…

Si lo vamos a diseñar de afuera hacia adentro podremos empezar por diseñar primero los continentes, ríos y montañas, luego los países o reinos, luego las provincias, después los castillos, aldeas y ciudades, etc…

Si en nuestro brainstorming previo tenemos un continente, una aldea y un reino, sencillamente tendríamos que tenerlos siempre presentes conforme vayamos construyendo nuestro mapa e ir colocándolos cuando y donde creamos que es más oportuno.

De la misma forma se podría construir una historia: empezar por la trama general e ir profundizando en las tramas más pequeñas, o empezar con una trama pequeña e ir ampliando la historia hasta tener algo mucho más complejo y grande.

LA AUTOCRÍTICA Y LOS AGUJEROS EN LA TRAMA

Leer cuesta mucho más esfuerzo que ver una película o escuchar una canción. Es por ello que en ocasiones se le exige más a una obra literaria. Cuando el lector está leyendo lo que hemos escrito, espera encontrar una obra de cierta calidad y sin agujeros en la trama.

Esto quiere decir que nuestra historia no debe tener puntos en los que el lector vea que los sucesos no tienen sentido o que podrían ser mucho más lógicos de otra manera. Este problema hace que el lector no pueda sumergirse en la trama y que el disfrute que pueda obtener al leer nuestra novela sea muchísimo menor.

Es por esto por lo que, cuando estemos desarrollando nuestra obra, deberemos ser muy críticos con ella y buscar continuamente y de forma activa los agujeros argumentales. Si encontramos alguno, deberemos resolverlo lo mejor que podamos antes de continuar con otra cosa, por muy difícil que nos resulte arreglar ese fallo en la trama. De esta manera, haremos que nuestra obra sea sólida y totalmente creíble para el lector.

Aunque la autocrítica es importantísima, hay que tener mucho cuidado con ella, porque puede pasar de ser una herramienta muy útil a ser un verdadero problema:

De la misma forma que es necesario ser críticos con nuestro trabajo para crear la mejor obra que seamos capaces, si nos pasamos puede que estemos continuamente buscándole fallos y pensando siempre que se puede mejorar hasta el punto de nunca llegar a terminarla.

LA INVESTIGACIÓN

Tal y como nos comentan los usuarios KOnOrZ y Turamb0 en #37 y #38, dependiendo del género novelístico que estemos tratando o de aspectos concretos de la historia que contemos, puede que tengamos que hacer referencia a datos o lugares reales (que existan en la actualidad o que existieran en el pasado).

En estos casos, es muy importante que lo que plasmemos en nuestro escrito sea lo más realista posible, pues cometer errores en este tipo de informaciones puede estropear la experiencia al lector, sobre todo si este tiene conocimientos sobre lo que estamos tratando.

Para ello, la mejor solución es realizar una investigación exhaustiva sobre el tema que vayamos a desarrollar, para asegurarnos de dar una información lo mas veraz posible dentro de las necesidades de nuestra novela. Lo más común es buscar información sobre lo que deseamos en articulos, documentales, reportajes, fotos, mapas, etc... Si tenemos la posibilidad, también podremos usar otras vias, como por ejemplo consultar a personas con experiencia o a expertos en la materia. Como veis, hay muchas posibilidades de obtener la información que necesitamos.

En caso de no estar seguros de la veracidad de lo que hemos encontrado, lo mejor es contrastarla con otras fuentes hasta llegar a una conclusión que nos convenza.

EL TRABAJO Y LAS COPIAS DE SEGURIDAD

Una buena opción a la hora de escribir es tener en nuestro ordenador una carpeta reservada para nuestra novela, donde a su vez podremos tener otras carpetas dedicadas a guardar documentos como: información útil sobre algún tema que se trata en la novela y que hayamos obtenido de diversas fuentes (como datos históricos, por ejemplo, si estamos escribiendo una novela histórica), documentos de tormenta de ideas, versiones borrador de algunas tramas, los archivos del programa con el que estamos creando la novela, etc…

Es importantísimo que guardemos la/s carpeta/s de nuestra novela en varios lugares y que vayamos copiando la información a estos sitios con frecuencia (para tenerlos todos actualizados). De esta manera, si tenemos algún problema y perdemos la información de nuestro ordenador, tendremos la novela a buen recaudo en otros soportes digitales y no habremos perdido nada del trabajo realizado hasta ese momento.

En mi caso, por ejemplo, tengo en mi ordenador una carpeta llamada “Novelas”, donde tengo todo el trabajo que estoy realizando para escribir mi obra. Después de cada sesión de trabajo con el ordenador, copio la carpeta “Novelas” a un pequeño pendrive que tengo reservado para esta tarea y también a un disco duro portátil, ambos soportes depositados en diferentes lugares.

Así, si se me estropeara el ordenador o se me perdiera/dañara el pendrive o el disco duro portátil, todavía tendría otros dos soportes donde estaría guardado y a buen recaudo todo el trabajo realizado hasta ese momento.

RECURSOS DIGITALES PARA AYUDARNOS A ESCRIBIR: ywriter6

Gracias a la informática, de un tiempo a esta parte han aparecido multitud de programas diseñados para facilitar el proceso creativo de escribir un libro. La mayoría de estos programas suelen ser “sencillamente” procesadores/gestores de textos pero diseñados/adaptados para escritores.

Un ejemplo de este tipo de programas es ywriter6, que es el que personalmente utilizo (¡gracias Reth por hablarme de él! jaja):

Este programa, diseñado por un escritor de ciencia ficción, es totalmente gratuito y está traducido a un castellano aceptable (tiene fallos de traducción). Os lo podéis descargar desde aquí: http://www.spacejock.com/yWriter6_Download.html

En este link hay un estupendo tutorial en castellano sobre el manejo básico del programa (es sobre el ywriter5 pero también sirve para el 6): http://www.spacejock.com/files/Manual_De_yWriter5.pdf

Así se vería la ventana principal de esta herramienta:

Entre otras muchas cosas, este programa nos permite: organizar nuestra novela de forma sencilla en capítulos, escenas, etc.; organizar los personajes, las localizaciones y los objetos así como añadir todo tipo de notas informativas e imágenes; y en definitiva, nos permite organizar minuciosamente toda la información que necesitamos para escribir nuestra obra propiamente dicha.

Siguiendo de nuevo el símil de la construcción de una casa, ywriter6 nos ayuda a crear los planos, reunir los materiales, contratar la mano de obra,… para que así nos resulte mucho más fácil ponernos a construir la casa.

Aunque personalmente no utilizo este programa desde el principio del proceso creativo (aunque se puede hacer), sino que comienzo a usarlo algo después, lo recomiendo encarecidamente, pues me parece una herramienta muy poderosa, sobre todo por algo que puede parecer una tontería pero que es muy importante: aunque tengamos pocas cosas sobre nuestra novela introducidas en el programa, desde el principio nos ayuda a ver cómo va quedando nuestra novela. Nos ayuda a visualizar mejor el trabajo que estamos haciendo, y eso es realmente gratificante. De esta forma, nos motiva mucho a seguir escribiendo el hecho de ver cómo, poco a poco, nuestra querida criatura va cogiendo forma. Es espectacular.

LECTURAS RECOMENDADAS POR LOS MEDIAVIDEROS

Aquí vamos a recopilar diverso material escrito recomendado por los MediaVideros que nos ayudará de una forma a escribir.

-"Cómo escribir ciencia-ficción y fantasía" de Orson Scott Card.

-"Escribir Ficción" de Gotham Writers´Workshop.

-"Cómo NO escribir una novela" de Howard Mittelmark y Sandra Newman.

EXPERIENCIAS, CONSEJOS Y DIARIOS DE DESARROLLO DE LOS MEDIAVIDEROS

Aquí vamos a recopilar los distintos consejos y los diarios de desarrollo de los Mediavider@s que estén escribiendo una novela o que quieran aportar experiencias y consejos, suyos o no, para que nuestro proyecto novelístico llegue a buen puerto.

  • EXPERIENCIAS Y CONSEJOS:

-De juliano6010: #95, #98

-De Korvec: #81, #83, #89, #93

-De kroaton: #11

-De Ilore: #96

  • DIARIOS DE DESARROLLO:

-Diario de desarrollo de Czhincksx: #10,

-Diario de desarrollo de "historia del espacio", de ilore: #4, #7, #9, #18, #23, #34, #42, #43, #48, #53, #54, #61, #62, #63, #64, #65, #66, #67, #78 (último)

-Diario de desarrollo de "Historia de fantasía", de ilore: #79, #80, #85, #86, #90, #94, #96

-Diario de desarrollo de kroaton: #32,

-Diario de desarrollo de Turamb0: #36,

-Diario de desarrollo de DrMono: #44,

39
B

Ilore crack, te curras unos hilos que no es ni medio normal xD, buen hilo. Yo no soy muy dado a escribir pero sí que pienso que uno tiene que tener algo que decir cuando escribe, un mensaje (ya no hablo del argumento sino de lo que va a transmitir la historia, por ejemplo la lucha contra las adversidades, o el abandono a la modernidad, etc.). ¿No piensas así? Creo que consciente o inconscientemente siempre se hace y ya que se hace, mejor hacerlo consciente xD.

1 1 respuesta
Turamb0

Yo también voy a comenzar una novela. Al principio no sabía que estaba contando exactamente, pero ahora ya lo se.

1 respuesta
Ilore

#2 Si, pienso igual que tu. Es cierto que tanto en libros como en películas y demás, a veces apetece leer algo más "ligero", que no tenga un mensaje mas allá de lo que cuenta, pero una buena historia suele recordarse por el "poso" que deja tras leerla/visualizarla.

En el campo de las películas creo que hay muchos ejemplos de esto: Hay películas que están hechas para disfrutarlas tan solo por el contenido directo, como las de disparos, las de aventuras, etc... Sin embargo, la mayoría de películas que se consideran de primera categoría y que permanecen en la memoria colectiva son aquellas que tratan temas que están más allá de lo que se ve a simple vista. Son de esas películas que tras verlas notas como te han llegado, te han "tocado la fibra sensible".

Con las novelas pasa exactamente lo mismo.

#3 Pues me alegro mucho!! Esto de escribir es una tarea ardua, pero se puede conseguir. Como decía el señor Mandela: "Todo parece imposible hasta que se hace".


A continuación voy a poner lo que llevo hecho de mi novela hasta el momento (sin contar nada de la trama, por supuesto) a modo de "diario de desarrollo".

Cada Martes intentaré poner los progresos, así como los problemas con los que me he encontrado y cómo los he ido superando.

( ¿por qué poner una fecha concreta para contar mis progresos? Porque precisamente así me obligo a mi mismo a trabajar en la novela, a realizar progresos y tener cosas que contar en la próxima actualización)

Como dije en #1, espero que más gente se anime a ir comentando sus experiencias y a compartir sus progresos (para que esto no parezca un blog o algo por el estilo jaja), para que así esto le ayude a no rendirse y seguir escribiendo.

Todavía no tengo nombre para mi historia, prefiero ponerlo cuando ya esté terminada, así que por ahora yo la llamo sencillamente "Historia del Espacio".

ILORE. Historia del Espacio. Diario de desarrollo I

Para trabajar en la novela, la he dividido provisionalmente en cinco argumentos diferentes que van interconectandose entre sí, aunque en realidad dos de ellos son el mismo. He decidido hacer esto para que me resultara más facil ir hilando las diferentes tramas, al tenerlas más organizadas.

Las dos principales las tengo ya bastante trabajadas y las he introducido en ywriter5. La última es pequeñita pero importante y se también como va a ir aunque todavía no me he puesto a fondo con ella.

Mi historia va a ser muy larga, de hecho en el ywriter5 ya tengo introducidos 90 capítulos que quizá se conviertan en más. Por si fuera poco, me parece que la narración va a transcurrir muy rápida, los sucesos van a ir demasiado veloces (en la novela pasan muchas cosas), así que no se cuantos me saldrán al final.

En estos momentos estoy con una trama que aunque es importante, la mayor parte de ella está enfocada a la acción (guerras futuristas y demás) y los capítulos que estoy haciendo para ella sirven en parte para "completar" huecos temporales en las otras tramas:

La evolución temporal es importantísima en una historia. Las distintas cosas que pasen, tienen que tener una duración y sucesión lógica en el tiempo. Por tanto, parte de los sucesos de la trama con la que estoy, sirven para separar/acercar en el tiempo las otras tramas y que así la lógica temporal se mantenga.

Además, también es muy importante cambiar la intensidad de la acción en la historia, que el lector no se aburra con tramas que tengan siempre la misma intensidad.

Esto es aplicable tanto a las novelas como al cine: es habitual y recomendable que entre periodos de acción intensa o de sucesos importantes en la narración, se intercalen momentos más pausados, donde el lector/espectador pueda respirar tranquilo y asimilar lo que ha sucedido. Podríamos decir que sería como una "montaña rusa narrativa" (momentos de relax intercalados con momentos de gran intensidad).

En mi caso concreto, la trama que estoy escribiendo ahora sirve para que el lector pueda "cambiar de aires" y leer sucesos con otra velocidad e intensidad.

Por supuesto, soy de la creencia de que cada capítulo debe tener su importancia y cosas que aportar a la narración. De lo contrario, ese capítulo sería simple "relleno" y no serviría para nada. Por tanto, cada parte de esta trama que estoy desarrollando ahora, debe tener su razón de ser y deberá ser digna de ser contada.

Aunque hasta ahora, en varios textos para mi uso, he descrito mucho el "universo" en el que está enmarcada la narración, no ha sido hasta comenzar a trabajar en esta trama, cuando me he dado cuenta de que todavía había muchas cosas que no había descrito del marco en el que se desarrolla la historia:

Como estoy hablando de guerras, debo pensar con lógica táctica los pasos que seguirían los diferentes contendientes para obtener la victoria. Sin embargo, para poder hacer esto, primero debo saber cómo está configurado el mundo en el que se mueve la historia. Una vez sepa como está configurado todo, podré pensar cuales serían los pasos lógicos que seguirían los contendientes para alzarse con la victoria.

Como se trata de una historia ambientada en una época espacial, pensando con lógica he llegado a la conclusión de que el espacio se convertiría en una parte absolutamente vital de cualquier sociedad galáctica.

Por tanto, en estos momentos estoy intentando describir, en documentos para mi propio uso, con el máximo detalle posible, como está configurado el mundo espacial de mi novela. Tanto en tema comercial y de recursos (que en una guerra tiene vital importancia) como en el aspecto militar y defensivo propiamente dicho.

Para ayudar a inspirarme, entre otras muchas cosas, estoy haciendo algo que creo que a algunos les sonará curioso, raro o incluso pensarán que es una estupidez. Sin embargo a mi me está ayudando muchísimo:

Estoy jugando a videojuegos de gestión espacial (concretamente al "Distant Worlds" y al "X3 Terran Conflict" ).

Si, como leeis ¿Pero que utilidad puede tener esto para escribir? Sencillamente, al "experimentar" a través de videojuegos la gestión de una nación galáctica, se pueden "comprobar" mejor las caracterísitas sociopolíticas y militares que una civilización espacial podría tener o necesitar. Esto para mi tiene una utilidad enorme a la hora de idear una sociedad espacial lógica.

Por supuesto, hacer esto es tan solo para ayudar a crear la trama. No hay que olvidar que un videojuego tiene sus fallos y sus cosas ilógicas. Sería absurdo cometer el enormisimo error de basarse demasiado en estas experiencias o incluso copiarlas.

Cuando estoy escribiendo la trama, siempre tengo en cuenta el realismo físico, la realidad comercial y social de la trama, la psicología de la gente que viviera en esa época y demás, para diseñar un marco lo más creíble posible para el lector.

Pongo otro ejemplo de la utilidad de usar este tipo de recursos: Imaginemos que deseamos escribir una historia con intrigas palaciegas. Pues bien, entre otras fuentes de inspiración, podríamos jugar al videojuego "Crusader Kings II".

Este videojuego trata sobre el manejo de una familia noble en la Edad Media y está lleno de intrigas palaciegas que se van sucedidendo a lo largo de la partida dependiendo de lo que hagamos.

Pues bien, si durante la creación de nuestra historia de intrigas palaciegas nos quedamos sin ideas, creo que sería muy útil jugar a este juego y apuntar en nuestro bloc de notas los diferentes sucesos palaciegos que nos vayan sucediendo. Así, tendremos una gran fuente de inspiración y una importante ayuda para desarrollar nuestras propias tramas.

¿qué os parece esto de utilizar videojuegos (u otro medio poco habitual) para buscar la inspiración en la elaboración de una novela?

Un saludo

6
WanZ

Para tomar notas desde cualquier parte. Además su aplicación de android es muy maja por lo que soluciona el problema para añadir notas desde cualquier sitio.

http://trello.com/

Edit: el enlace era sin www

1 1 respuesta
Ilore

#5 Gracias! Lo he añadido a #1 en el apartado "LA INSPIRACIÓN INOPORTUNA"

Un saludo

1
Ilore

Antes de nada, disculpad por no haber publicado la siguiente entrada el martes, que es cuando dije que las iría publicando (y lo sigo manteniendo). Estos dias he estado bastante liado con los diferentes compromisos familiares y amistosos propios de esta época.

Por cierto, recordar que, como digo en #1, animo a quien quiera escribir, a que nos vaya contando aquí sus progesos y si necesita ayuda durante el proceso creativo que ponga sus dudas para ver si entre todos podemos resolverlas y ayudarle a seguir con la ardua tarea de escribir una novela.

ILORE. Historia del Espacio. Diario de desarrollo II

Tal y como dije en la anterior entrada, he dedicado las sesiones de escritura de esta semana a describir lo mejor posible la vida espacial, tanto comercial como militar, de las distintas especies que están en conflicto en mi novela de ciencia-ficción. Esta tarea forma parte de uno de los argumentos de la historia, que cuenta una guerra interestelar.

En total he escrito unas 14 páginas y media (un material que es para mi uso durante el desarrollo de la novela) hablando rápidamente de las principales características de la vida en el espacio. Para ello, como ya comenté, para inspirarme, entre otras fuentes, he utilizado la ayuda de varios videojuegos, especialmente el "X3:Terran Conflict".

Lo que he ido haciendo ha sido ir introduciendo elementos que se me iban ocurriendo tras haberlos visto en varias fuentes (videjuegos, películas, documentales, etc...) e iba pensando en qué características tendrían que tener si fueran reales y por tanto si las personas hicieran uso de ellos.

De esta forma, he ido poco a poco describiendo cómo debería ser como mínimo la vida en el espacio de las distintas especies, teniendo en cuenta por supuesto sus características y como digo, si el ambiente espacial que estoy creando existiera de verdad.

Además, a medida que iba pensando en el realismo y racionalidad de las diferentes estructuras y relaciones comerciales y militares, he ido consultando artículos y documentales donde se habla de las soluciones a los problemas a los que se enfrenta la humanidad en el espacio y a cómo podrian solucionarse en la realidad.

Como ya dije, el "realismo" es muy importante en una obra (entendiendo como realismo, que el lector sea capaz de "creerse" ese mundo), y más aún en una de ciencia-ficción, por eso es por lo que en todo momento estoy buscando que los elementos que introduzca en la trama sean científicamente correctos o al menos lo pudieran ser en teoría.

Un ejemplo de esto ha sido la consulta de artículos y documentales que he hecho con respecto al enorme problema de la falta de gravedad en el espacio y a cómo afecta negativamente a las personas. Solucionar esto es vital para la vida espacial y por ello he tenido muy en cuenta las soluciones que se plantean en la realidad, ya sean soluciones actuales o teóricas que podrían desarrollarse en el futuro.

En el aspecto militar, he tenido que tener en cuenta la tridimensionalidad del espacio y por tanto he diseñado sistemas defensivos, tanto en forma de estaciones espaciales militares y de seguridad, como en defensas planetarias, de modo que según mi opinión den lugar a una defensa lo más eficaz posible.

Por supuesto, hay que tener también en cuenta las limitaciones tecnológicas y económicas de la ambientación espacial que estoy creando para no caer en el error de generar entornos exageradamente defendidos o con defensas situadas en lugares extraños que pudieran hacer que el lector no terminara de creerselos.

Con respecto al gran nivel de detalle con el que estoy describiendo esta parte de la ambientación, hay que decir que esto es muy importante para que el lector se sumerja en la narración y por tanto no hay que descuidar en absoluto este aspecto:

Es muy recomendable que a lo largo de la historia, contemos pequeños detalles sobre el entorno en el que se está desarrollando la trama. Estos detalles pueden ir desde tradiciones o costumbres, hasta pequeñas explicaciones de funcionamiento de objetos.

Aunque esto pueda parecer trivial, hará que al lector le resulte mucho más fácil imaginarse el entorno y le ayudará sobremanera a meterse en él, pues con estas pequeñas piezas de información daremos la apariencia de que nuestro mundo imaginario está en movimiento y lleno de vida.

No hay que caer en el error de dar demasiada información sobre nuestro universo, pues esto puede resultar contraproducente, ya que el lector puede aburrirse y entonces le costará más volver a meterse en la trama.

La información que demos debería ser en forma de pequeñas frases o párrafos, que den "color" a la narración pero sin llegar a cansar.

Según mi opinión y experiencia como lector, hay algunos autores (como Ken Follet o J.R.R. Tolkien) que emplean páginas y páginas en describir demasiado el ambiente de su historia. Esto hace que, a menos que estos detalles tengan mucha importancia en la narración, el lector se aburra y se distraiga, llegando hasta a pasar las páginas cuando se encuentre con descripciones de este tipo.

¿Vosotros qué opinais? ¿creeis que dar extensos detalles durante toda la obra sobre el entorno en el que se ambienta la narración es bueno o malo?

Ni qué decir tiene, que aunque halla dado por "terminada" esta parte de la ambientación que he ido desarrollando esta semana, si se me ocurrieran nuevas piezas de información las iria introduciendo sin ningun reparo para hacer más rico todavía este aspecto de la novela.

Ahora que tengo descrita con más detalle la vida espacial comercial y militar de mi universo, durante esta semana voy a ir pensando y estructurando los pasos lógicos militares que irían siguiendo las razas en conflicto, para ver cuales serían sus objetivos principales de ataque y defensa y como lograrlos.

Un saludo

2 1 respuesta
evilsol

#7 ¿creeis que dar extensos detalles durante toda la obra sobre el entorno en el que se ambienta la narración es bueno o malo?

todo depende de tu estilo y la elegancia con lo que detalles el entorno, por un lado, asi a bote pronto, recuerdo que una de las cosas que mas me gustaron del señor de los anillos fueron las descripciones, grandilocuentes incluso.

Sin embargo he leido a otros escritores que forzaban más las cosas, no te lo presentaban de una forma en la que te hace sentir que el verde prado que te describe es tan precioso como grandioso, aunque sea un puto prado.

1
Ilore

Antes de nada, Feliz Año Nuevo a todos!!

ILORE. Historia del Espacio. Diario de desarrollo III

Tal y como comenté la semana pasada, esta semana me iba a dedicar a plantear las estrategias de combate de cada bando de las razas en conflicto en el argumento de la guerra interestelar de mi novela.

Sin embargo, en mitad del proceso, me surgió un problema que ya creía resuelto:

Tal y como comenté en la anterior entrada, estuve mirando muchos artículos sobre el problema de la necesidad de generación de gravedad en el espacio. Llegué a una solución que me pareció factible y así lo puse en la anterior entrada, sin embargo, durante esta semana se me han planteado muchas dudas a ese respecto, cuestiones que la semana anterior no tuve, sobre todo en cuanto al diseño de las naves se refiere.

Así que tenía una "laguna" argumental que para mi era bastante importante. Por tanto decidí paralizar el desarrollo del argumento que tenía previsto para esta semana y hasta ahora he estado indagando más todavía en la generación de gravedad artificial.

He buscado de nuevo información sobre las soluciones reales que se plantean para este problema así como las soluciones que se han ido planteando a lo largo de los años en la "alta ciencia-ficción" (la ciencia ficción de calidad, los clasicos).

Sin embargo, en cuanto a las explicaciones que se dan en el género novelístico me he encontrado pocas argumentaciones, es decir, hay más ficción que ciencia. Esto es debido a que la generación de gravedad artificial es uno de los grandes problemas con los que se está encontrando la carrera espacial y hay muy pocos datos todavía sobre ello. Por tanto, los autores de ciencia ficción suelen recurrir a ideas más imaginativas que científicamente reales o posibles.

En cuanto a los planteamientos reales, cuantos más artículos he consultado en busca de respuestas, más preguntas me han ido surgiendo.

Soy consciente de que este problema podría pasarlo por alto y seguir la creación del argumento por donde iba, sin embargo, como ya dije, creo que lo mejor es solucionar todos los agujeros en la trama antes de seguir con lo demás.

Esta "laguna" en la trama no tiene peso como tal en la historia, pero si lo tiene en la ambientación, cosa que a mi me parece de la suficiente importancia como para detenerme a solucionarla.

Además, si consigo una buena explicación para el problema, podría incluso aprovecharlo para hablar sobre ello en algun punto de la narración y así enriquecer la experiencia al lector.

Por tanto, esta semana no he adelantado demasiado en lo que tenía pensado, debido a que me he encontrado con un problema imprevisto, cosa que sucede habitualmente y seguramente vuelva a sucederme. Pero como ya dije en #1, es algo totalmente normal y no hay que desesperarse.

Esta semana voy a seguir indagando en mi busqueda de información y planetar soluciones plausibles. Si no las encuentro seguramente me ponga en contacto con alguna asociación/organización española de astronomía y les plantearé unas dudas muy concretas que tengo, a ver si me pueden ayudar. Como veis, tan solo hay que pensar las cosas con tranquilidad y cambiar la forma de enfocar el problema si la manera en la que lo estamos haciendo no funciona.

Por tanto, para esta semana, espero haber solucionado este problema (que como digo, para mí es muy grande) y también terminar o al menos estar a punto de terminar la planificación y desarrollo de la guerra para las distintas razas en conflicto en mi novela.

Un saludo

1
Czhincksx

Mucha suerte con tu novela. Buen hilo.

Czhincksx. Novela fantástica. Diario de desarrollo I

Yo estoy estancado en la mía, que empecé a escribir en febrero del año pasado. Llevo un par de meses sin escribir por falta de inspiración. Lo que me ha inspirado siempre ha sido la obligación de hacer algo aburrido, como estudiar un examen. Eso hacía que mi cabeza se fuera volando a otros mundos y fue en época de exámenes cuando más avancé en la novela. Ahora que he terminado la carrera y estoy sin curro, cuando debería tener más tiempo para escribir, me encuentro con que no me vienen ideas a la mente.

Voy por el duodécimo capítulo, 30k palabras. Tengo por delante 5 ó 6 capítulos en los que no sé muy bien que voy a escribir y luego vendría la segunda mitad que sí tengo más o menos clara. Mi estimación es que será una novela corta, de unas 70-80k palabras. No sé si podré publicarla, es muy difícil, pero al menos quiero terminarla.

3
kroaton

Yo tengo todo en la puta cabeza y se me han perdido mil y una ideas de camino por confiar en que no se me olvidarían...

El propósito de este año es escribir. Llegue a donde llegue, pero tengo y debo de escribir de forma diaria. He desperdiciado demasiado tiempo en Internet y en la consola, y quiero hacer algo de provecho. Me da igual lo que salga de aquí, porque sé que será mío.


CUANDO LA EXTENSIÓN (NOS) IMPORTA

Para los que nos obsesionamos con la extensión de los textos, leí en algún blog de escritura que como novel no te impusieras metas imposibles, que si querías fijarte un mínimo diario para sentirte cómodo con ello que empezaras con 1.000 palabras, que era un número más o menos redondo y "cómodo". Si eras capaz de más pues adelante, y si es de menos, pues tardarás algo más de tiempo. Pero 1.000 palabras por día era algo asequible.

Haciendo cálculos a ojo, más o menos una novela que suele rondar las 300 páginas equivale aproximadamente a unas 90.000 palabras. Y un capítulo unas 4.000 palabras. Todo esto por hacer números que nos sean familiares, sabiendo que la extensión de una novela y un capítulo puede variar tanto como el autor lo quiera.

La idea de hablar de palabras es para quitar el miedo a los que nunca nos atrevemos a empezar, porque con esta regla de tres, vemos rápidamente que en unos 4-5 días deberíamos tener un capítulo. Y en 3-4 meses deberíamos tener el primer borrador acabado.

EL MÉTODO DEL COPO DE NIEVE

Uno de los métodos para crear una novela consiste en verla desde lo más general, y ir desgranándola poco a poco. Cada escritor debe buscar el método que mejor le convenga, quizá este se adapte bien a ti, o no.

1) Escribir la historia en una sola frase.
La frase seleccionada debe contener toda la esencia de la historia que se desea narrar y tiene que contar por sí sola todo lo que se quiere decir, fundamentalmente el problema con que se encuentra el personaje y qué va a hacer para resolverlo. Es la frase que marca las pautas y delimita el objetivo del relato. Si al leerla no se siente la fuerza y el mensaje de la historia, es recomendable replantearla. Además, Ingermanson sostiene que su extensión debe ser exactamente de 15 palabras.

2. Escribir la historia en un solo párrafo.
Se empieza a "fractalizar" la historia, desarrollando la historia concentrada en la frase de partida hasta obtener un párrafo de cinco o seis líneas. En el proceso, deben conservarse las partes funcionales de la historia, es decir, dónde arranca (una línea para definir la situación concreta que origina o desencadena los demás acontecimientos), qué conflictos se generan (al menos, tres líneas para los tres conflictos principales, teniendo en cuenta la relación entre ellos) y la resolución (una última línea para la consecuencia lógica de los dos aspectos anteriores, que aporta coherencia a la historia). Las partes funcionales de la historia permiten al escritor conocer y comprender globalmente la historia que va a narrar. Para escribir y revisar esto debería bastar con una hora aproximadamente.

3. Definir los personajes.
Este paso es muy importante, puesto que los personajes son los que desarrollarán la historia de una manera u otra. Hay que pensar qué personajes representarán los papeles principales y estudiar cada uno de ellos, decidiendo su nombre, una frase que resuma su historia, la motivación que le mueve a hacer lo que hace, el objetivo que le guía, el conflicto que le impide conseguir lo que quiere, la revelación que le hará cambiar y aprender, y un párrafo que resuma su historia ampliando la frase inicial.

4. Escribir la historia en una página.
Llegados a este punto, sabremos si merece la pena escribir la historia cuyo embrión tenemos en la cabeza. Este paso consiste en extender la "historia en un párrafo" hasta una página. Basta con ampliar cada frase que compone la "historia en un párrafo" hasta convertirla en otro párrafo. A partir de este instante conviene controlar los puntos que generan conflictos y hacen avanzar la historia hasta su resolución. Es el momento de darle vueltas a las ideas y concentrarse en cómo desarrollarlas, para que la redacción posterior resulte más relajada, sabiendo hacia dónde se dirige el relato.

5. Describir los personajes.
Deben recuperarse los personajes principales que se han definido y dedicarles unas cuantas horas para desarrollar la historia vital de cada uno de ellos en una página. Este ejercicio se puede aplicar también a los personajes secundarios, aunque la recomendación entonces es dedicarles una sinopsis de media página.

6. Escribir la historia en cuatro páginas.
Hay que seguir desarrollando la "historia en una página" hasta obtener un resumen conciso de unas cuatro páginas con los detalles más generales de la trama. La idea básica es extender cada párrafo de la "historia en una página" hasta transformarlo en una página. En este paso ya se están tomando decisiones y, por eso, se puede sentir incertidumbre, pero el relato se puede ajustar y adaptar más adelante, sobre el esqueleto, consistente y bien diseñado que se está articulando. Al mismo tiempo, se están dejando para la redacción final las decisiones más superfluas, relacionadas con la descripción de escenarios, escenas y personajes. Hasta esta etapa, puede que la historia suscite al escritor la necesidad de realizar cambios en los pasos previos.

7. Profundizar en los personajes
Conviene dedicar tiempo a las descripciones que se han hecho de los personajes y, a ser posible, detallarlas más: aficiones, gustos, indumentaria, hábitos, etc. La clave es identificar aquellos rasgos que enfatizarán el cambio del personaje a lo largo de la historia que se va a narrar.

8. Descomponer la historia en escenas
A partir de la “historia en 4 páginas”, se preparará una lista de las escenas en las que se desarrollarán los puntos principales de la narración. Si lo hacemos en una hoja de cálculo, se simplificará bastante la tarea. Una columna contendrá el punto de vista desde el que se cuenta la historia y otra una única frase sobre lo que sucede en la escena, aunque se podrían añadir más para anotar los personajes que intervienen, en qué escenario se desarrolla, el capítulo al que pertenece, etc. Este índice de escenas puede ir actualizándose conforme se escribe la obra, para adaptarlo a los nuevos giros que se produzcan.

9. Desarrollar las escenas
A pesar de que Randy Ingermanson afirma que no realiza este paso, el ejercicio que supone puede resultar muy útil para el desarrollo de una novela. Se trata de extender las escenas antes mencionadas y desarrollarlas en varias páginas, esquemáticamente, sin hacer mucho hincapié en el estilo ni los detalles, pero incluyendo fragmentos de diálogo, descripciones que ayudarán a dar forma a las escenas o planteamientos de los conflictos que pueden surgir. Este proceso se puede prolongar desde una semana hasta un mes (con una hora como mínimo para cada escena), en función de las necesidades de la obra, y obtiene como resultado un primer borrador. No obstante, existe un riesgo a tener en cuenta, ya que la sinopsis deja de reunir ideas generales para transformarse en una auténtica narración. Por tanto, pueden aparecer dudas, incoherencias o problemas que antes no se habían detectado. Aunque siempre es mejor que ocurra en esta fase que cuando ya se ha avanzado mucho en la obra.

10. Escribir la historia definitiva
En este punto, ha quedado definido el esqueleto de la novela y lo que queda es escribirla, tomando decisiones definitivas. Aun así, puede que se entrometan nuevos personajes que no se tenían previstos o nuevas subtramas que no se habían diseñado, por lo que es recomendable tomar notas y estudiar si realmente deben incluirse. Lo más importante es que la historia siga su curso y no se detenga.

3 1 respuesta
Ilore

He actualizado #1 con una sección final llamada "EXPERIENCIAS Y CONSEJOS DE LOS MEDIAVIDEROS" en la que estoy poniendo los posts en los que los Mediavideros van contando sus diarios de desarrollo y/o sus consejos (me habría gustado copiar directamente los consejos en #1 en lugar de indicar el post en el que están escritos, pero se por experiencia que hay un límite de palabras al que se llega rápidamente y eso crearía problemas. Así que lo tendré que poner así.)

#11 Muy buenos consejos, muchas gracias!! Fijate que a mi me ha pasado lo mismo: he estado durante mucho tiempo con la idea de escribir una novela, pero por H o por B siempre iba aplazandolo o escribiendo a ratos sueltos.

El resultado fué que perdí tontamente muchísimo tiempo que podría haber dedicado a escribir. Ahora que llevo un tiempo puesto en serio, me doy cuenta de que si desde el principio me hubiera puesto con la novela con la intensidad y organización con que lo hago ahora, dicha narración ya llevaría un tiempo escrita y publicada...

#10 Yo cuando me encuentro en la trama con espacios vacios que tengo que rellenar, primero de todo pienso qué es lo que tengo ya hecho. A veces para ayudarme me dibujo un esquema ya sea a mano o con el ordenador. Pongo lo que ya tengo y lo que quiero poner si o si.

A partir de ahí voy pensando como llegar de un punto que ya tengo hecho a otro que también está ya pensado, es decir, cómo enlazarlos. Como si tuviera que ir tejiendo una red de caminos que me permitiera llegar de un sitio a otro.

El tema de la inspiración es muy chungo. Como ya dije en #1 yo he optado por dedicar un tiempo de mis ratos de ocio a ver peliculas, jugar a videojuegos, leer novelas, etc... cuya temática esté relacionada con la que yo quiero escribir. A mi esto me funciona bastante bien.

#8 Pues precisamente a mi una de las cosas que me desagradaron de El Señor de los Anillos fué que, segun mi parecer, el señor Tolkien a veces describía demasiado entornos que para mí carecían de la importancia suficiente como para dedicarles tanto espacio y tiempo. Luego sin embargo, ambientes importantes o en los que sucedian cosas importantes y que deberían tener una descripción detallada, a penas se paraba a describirlos. Eso me chocaba bastante la verdad. Aunque también es cierto, como bien dices, que la manera que tenía de describir los escenarios es buenísima. Por supuesto esto son opiniones totalmente personales.

Lo mismo me sucedió cuando leí "Los Pilares de la Tierra"

spoiler
1 2 respuestas
kroaton

#12 Si algo llevo haciendo mucho tiempo es leer sobre cómo escribir... así que he leído muchos métodos, normas, pautas, consejos, etc... Con lo que también he leído sobre lo que comentas al final de tu post.

Dicen que en el primer borrador tiene que estar todo lo que hayas escrito, a ser posible sin demasiadas revisiones, porque para eso se hacen después. Y, por ejemplo, el hecho de reescribir una frase, o buscar la palabra exacta te puede hacer frenar ese empujón de escribir del tirón, por lo que es mejor ponerse a escribir y fuera.

Tras tener todo tu tocho acabado se recomienda no leerlo inmediatamente, sino dejarlo un par de semanas o un mes ahí aparcado, para que te tomes un descanso y olvides lo que has hecho en la medida de lo posible.

En la primera revisión, y aquí es donde realmente tendría que hacer referencia a lo que comentabas, se debe quitar todo aquello que no sirva para hacer avanzar la historia. Esa es la norma, no obstante, el autor elige lo que quiere o no quiere dejar, pero dicen que no te aferres con fuerza a esa secuencia que es tan chula si no aporta algo realmente a la trama.

1 1 respuesta
Laxos

#12 He llegado aquí a través de tu post en el hilo de la ciencia, y aunque he buscado por internet y no he encontrado nada demasiado útil respecto a la ingravidez, me interesa mucho el arte de escribir un libro y me gustaría ayudar en la medida de lo posible con mi opinión. Aunque no he escrito nada sí que leo muchísimo y por lo menos con el punto de vista del lector sí que puedo defenderme.

Sobre las descripciones, tal como comentaban arriba es importante saber hacerlas, yo me he tragado páginas enteras de Tolkien describiendo cualquier cosa y no me importaba, sin embargo en Harry Potter por ejemplo me saltaba páginas de descripción inútiles, porque no aportaban nada y encima no destacaban por su calidad literaria. Esos dos aspectos son los que hay que conjugar, puesto que si bien una descripción en realidad no aporta a la trama, pero está bien escrita, a lo que estás aportando es al lore de la historia.

Estás creando una historia dentro de una historia mucho más grande, y las descripciones y referencias históricas a mi me importan mucho. Tampoco hace falta que construyas un universo del tamaño de ESDLA y se convierta en el Silmarillion, pero no puedes dejar que la historia se quede coja históricamente hablando. Por ejemplo, no sé si conoces el juego (en realidad son 3) Mass Effect, en el que desarrolla su trama principal con sus subtramas, pero la trama principal está encajada en los acontecimientos previos, como las civilizaciones anteriores (proteanos) etc, y durante el desarrollo del juego van cobrando importancia y se relacionan hechos y en definitiva, se forja una historia muchísimo mayor que la que desarrolla el juego, historia que ha dado para libros y secuelas que se están en desarrollo.

También tienes que tener en cuenta que esa trama se desarrolla en un contexto, en este caso enorme, y no es aconsejable abarcarlo todo en un solo libro, puesto que hay muchísimas tramas y quedan inconexas. A mi modo de ver es mucho más interesante apartar un par de subtramas a las que se hagan referencias casi por descuido a lo largo del libro y que se desarrollen de manera secundaria o lejana, y que tengan importancia en el desarrollo final; o tramas en un principio independientes de la historia principal pero que se acaban relacionando todas, se me viene a la mente la saga de Malaz, de Steven Erikson, que no es de ciencia ficción pero que es un maestro hilando tramas que confluyen y separándolas para continuar el desarrollo.

Lo siento por el tochopost pero es la primera vez que veo un proyecto así ;) ánimo!

1
B

Voy a preparar macarrones y me quedo por aquí a leer esto. Vaya currada!

MsiveNNd

Hilo interesante. Pensaba que sería único en mi especie. (Escritor aficionado por MV)

En Mayo me embarqué en un proyecto personal de escribir una novela. Iba con lo puesto, unas cuantas novelas leídas y poco más. Eso sí, muchísimas ganas. Todo empezó como casi una anécdota de la que no estaba muy seguro. Ni siquiera se lo comenté a mis amigos ni familiares, nada.

Hoy, unos nueve meses después, llevo 15 capítulos (37.2K palabras). No sé si es mucho o poco, el caso es que los llevo. Ni siquiera creo que la llegue a publicar jamás, pero oye, como experiencia está siendo increíble.

Respecto al contenido de #1 me he sentido muy identificado con el tema de la inspiración. Días(como hoy por ejemplo) en los que no habré llegado a las 700 míseras palabras. Y otros (recuerdo en especial el día de navidad que no salí) en los que conseguí escribir casi un capítulo entero (4k aprox) en apenas unas cuantas horas.

Seguiré el hilo de cerca e intentaré aportar mi granito de arena.

EDIT: Por cierto, gran trabajo.

1
Torkemada_

Yo hace 5 años escribí un borrador de 150 y pico páginas y lo intenté publicar incluso, pero evidentemente me comí un mojón, era horrible y no había por dónde cogerlo.

Llevo desde entonces entre ideas y proyectos, escribiendo 30 páginas de historia y dejándomelo porque me aburro.

He encontrado una idea que puede funcionar y creo que con 21 tacos que tengo y todos los libros y series que llevo atrás tengo cierto conocimiento de cómo llevar una historia, así que estoy en ello, espero no decaer.

Ánimo a todos, porque terminar un libro debe ser una experiencia cojonuda, me muero por verlo cumplido.

3
Ilore

ILORE. Historia del Espacio. Diario de desarrollo IV

Como dije en la anterior entrada, tuve un problema con el diseño de las naves de mi novela, sobre todo las pequeñas y las militares, con respecto al gran problema de la generación de gravedad artificial en el espacio.

Durante esta semana, además de consultar numerosos artículos y pedir opiniones en diversos sitios, como por ejemplo varias organizaciones/asociaciones espaciales aeronauticas y de medicina espacial españolas (en algunos me respondieron y en otros directamente no contestaron), también intenté ver qué diseños podría hacer teniendo en cuenta las distintas posibilidades a las que darían lugar las respuestas a mis preguntas y dudas sobre la gravedad artificial y el comportamiento del cuerpo humano en periodos cortos de ingravidez.

Finalmente, debido a que las respuestas obtenidas indicaban que en general todavía hay poca información fiable sobre el asunto, decidí crear un diseño que "remediaba" de forma creíble el problema, con lo que a este respecto estoy medianamente satisfecho.

De todas formas, como ya he comentado en anteriores entradas, no daré por cerrado este tema y si se me ocurren nuevas ideas o dudas las introduciré. Todo sea para mantener la credibilidad de la ambientacion que estoy desarrollando.

En cuanto a la parte "táctica" de la guerra que iba a intentar terminar esta semana, yo diría que la he terminado, pero no estoy seguro.

Digo esto porque durante la creación de esta parte de la trama, he cambiado la forma en la que tenía pensado enfocar su desarrollo creativo, ya que no me terminaba de convencer del todo.

Lo primero que he hecho ha sido imaginarme qué partes de una guerra en un futuro espacial, serían más importantes: Qué atacarías primero y cómo. Como te defenderias de ese ataque, escenarios de conflicto más comunes, etc.... y lo he puesto en una especie de "brainstorming guía".

A continuación, para poder enfocar el tema de forma adecuada he hecho lo siguiente: he estudiado los capítulos (y sus descripciones) que ya tengo introducidos en ywriter5 y he apuntado en una tabla (dejando huecos vacios) los sucesos más importantes de cada trama, incluidas las partes de la trama de la guerra que ya tengo pensadas e introducidas en el programa.

De esta manera, como uno de los objetivos de esta trama de la guerra, es ayudar a llenar los vacíos temporales en las relaciones entre las tramas ya introducidas, lo que estoy haciendo ahora es "calcular" más o menos el tiempo que debería pasar entre los argumentos introducidos (mucho tiempo, muchisimo, poco, poquisimo, inmediato, etc...).

De esta forma, teniendo en cuenta el tiempo que debería pasar entre tramas, podré ir desarrollando acontecimientos más o menos rápidos en el tiempo con respecto a la guerra espacial, e ir introduciendolos en los "huecos", ayudandome de las fases tácticas de la guerra que antes he descrito.

Con esto espero poder realizar esta parte de la forma más "esquemática" y facil posible.

Por tanto, el objetivo de esta semana será al menos ir creando los "marcos tácticos" o las "operaciones militares de la campaña" que van a haber en cada hueco temporal para así poder desarrollar mejor las tramas de la guerra que irán en cada uno de ellos.

Un saludo

1 1 respuesta
kroaton

#18 Vayas movidas te montas Ilore!! Eres un crack!!!

Yo leí en una entrevista a Carlos Sisí, el de "Los Caminantes" (que por cierto, no he leído XD), que tuvo que hablar con militares, hospitales, etc... para indagar sobre qué ocurriría y cómo se comportarían las distintas organizaciones en un caso así de forma real.

De hecho, en la idea que tengo yo rondando necesitaría despejar algunas dudas parecidas y había jugueteado con la idea que tú has realizado, de mandar unos cuantos mails a distintas organizaciones. ¿Cómo te has presentado? ¿Has dicho que necesitabas resolver esas preguntas por algún trabajo o que estabas escribiendo una novela?

Y, por cierto, ¡que no se te olvide mencionar a los que te han contestado los mails en los Agradecimientos!

1 respuesta
K-2

#1 Macho me acabo de leer todo lo que has escrito y ole tus cojones, tanto por el proyecto del libro como por comprometerte a ir actualizando y hacer hacer el diario cada semana explicando el porqué de las cosas y cómo las haces, cómo investigas lo que necesitas y demás.

Yo intenté escribir dos novelas que al final dejé a las 50 páginas porque tenía una idea general de la historia pero al final me quedaba sin chicha y sin ideas (y falta de empeño, todo hay que decirlo) para subtramas y como entrelazarlas. También cometía el error de volver a leer lo que había escrito y retocarlo estilísticamente una y otra vez (como habéis comentado tú y #13), por lo que no avanzaba. Ahora pensándolo bien, creo que me falta leer mucho para poder hacer algo de la calidad que me gustaría, pero la idea de escribir algo siempre la tengo ahí y llegará el día en que me ponga a ello, ya sea un libro entero o relatos más cortos.

Espero que sigas publicando porque no sabes lo instructivo e interesante que es para toda la gente que quiere escribir, aparte de que animas bastante. Dejando a un lado que el libro se publique o venda, la satisfacción y el orgullo de escribir algo de calidad y como tú as querido no te la va a quitar ni Dios, con todo el curro que te has pegado.

Sinceramente creo que te mereces unas cuantas páginas más de comentarios animándote y dándote las gracias a partes iguales, que aunque ya me imaginó que no será tu prioridad ni objetivo ni mucho menos buscar algo de fama en un foro, seguro te ayudaría a inspirarte para todo el currazo que te estás pegando ¡Ánimo y que no decaiga!

1 1 respuesta
Ilore

#19 En los emails que mandaba, me identificaba como un escritor amateur de ciencia-ficción que estaba escribiendo una novela de ciencia-ficción en vistas a publicarla y comentaba algo así como que estaba investigando sobre los efectos de la ingravidez en el cuerpo humano, que había estado indagando mucho pero que no había encontrado respuestas a algunas preguntas que tenía y que había decido escribirles para ver si podrían y tendrían a bien aclarame las dudas.

Luego iba contando las dudas y las preguntas exactas que tenía al respecto.

De todas formas, muy pocos me respondieron y la mayoría fué diciendome lo que ya sabía: que hay muy pocos datos al respecto, debido a la dificultad y coste de estudiar el problema y en la actualidad hay más hipótesis, que hechos demostrados y soluciones.

Así que lo que yo he hecho ha sido ponerme en lo peor, es decir, en que la hipótesis más desfavorable al problema fuera la correcta y desde ahí intentar "solucionarlo" haciendo diseños creíbles.

De hecho, siendo sinceros, de los lugares consultados hasta ahora con respecto a mis dudas "científicas", donde más ayuda me han proporcionado ha sido en la propia MediaVida, en el hilo It's science time!, ¡si es que MediaVida es muy grande! jaja

#20 Muchísimas gracias por tus palabras!! ;) Como comenté en #1, mis objetivos al abrir este post eran, primero que los que estamos escribiendo algo o los que quieren hacerlo, podamos compartir experiencias y/o pedir consejos y así ayudarnos los unos a los otros y segundo, al tener un sitio donde contar nuestros progresos (de ahí lo de los "diarios de desarrollo" ), nos empujamos a nosotros mismos a continuar:

Escribir una novela es una tarea muy ardua y con frecuencia te viene a la mente la idea de dejarlo o el desánimo al encontrarte obstáculos creativos, además de la creencia popular de que eso de escribir un libro de calidad que merezca la pena ser publicado (de querer publicarlo) es algo reservado para unos pocos elegidos y que intentarlo tu es poco menos que una fantastica pérdida de tiempo.

(Luego también está el tema de que, al menos para mí, es muy frustrante el estar esforzandote tanto en crear algo del calidad y luego comprobar cómo en el mercado literario, el éxito no tiene nada que ver con la calidad y viceversa. Ahí tenemos ejemplos como Crepúsculo, 50 Sombras de Grey o ya en España, el libro de Belén Esteban (que no recuerdo como se llama).... pero estos casos de éxito y la razón de ellos ya tendrían un debate a parte y afortunadamente, no son la norma)

Hace algo más de un año, decidí escribir una guía sobre la pintura de miniaturas orientada a novatos (yo lo soy) en Mediavida: Guía de pintura de miniaturas para novatos. Donde además de ir escribiendo artículos, también se podrían resolver dudas y demás.

Como me comprometí desde el principio a hacerlo, aunque a veces me daba pereza, poco a poco fuí haciendolo, porque había "dado mi palabra". Después de un año de trabajo, terminé con orgullo la guía y confeccióné con ella un libro gratuito en .pdf de 327 páginas que ya está circulando por internet.

El haber terminado ese proyecto para mi ha sido estupendo y estoy muy orgulloso de ello. Podríamos decir que lo considero mi primera "publicación" como autor, aunque no tenga nada que ver con el género novelísitico jaja.

Después de aquello, llegué a la conclusión de que una parte que me ayudó muchísimo a terminarlo fué el hecho de haberme comprometido a publicar poco a poco los distintos artículos que conforman la guía. Si no me hubiera comprometido a ello, quien sabe si la hubiera terminado.

Así que pensé "¿por qué no intentar hacer lo mismo con la novela que tengo en proyecto?", y de ahí es de donde surgió la idea de los "diarios de desarrollo" de este post: Si los usuarios de MediaVida que quieran y yo mismo, vamos creando los diarios y contando nuestras experiencias, esto, además de ayudarles a otros, también nos servirá a nosotros mismos para no decaer en nuestro empeño de cumplir el sueño de escribir una novela.

Yo al menos, y con esto no quiero decir que los demás también tengan que hacerlo, ni muchísimo menos, me estoy tomando muy en serio mis "diarios de desarrollo" de este post, y eso hace que cada día que no tengo ánimo para escribir me diga a mi mismo: "eh, tienes que seguir porque tienes que tener algo que contar para el próximo diario de desarrollo" y así me fuerzo a mi mismo a no darme la opción de decaer en el proceso creativo.

Y en eso estamos.... jaja

Un saludo

1
kroaton

Yo de momento ya tengo Trello en el ordenador y el móvil, y lo estoy usando para apuntar cositas... así que al menos parece que estoy moviéndome... suficiente como para decir que me has motivado!

1
Ilore

ILORE. Historia del Espacio. Diario de desarrollo V

Tal y como dije en la anterior entrada, esta semana he calculado la duración de todos los "huecos temporales" entre las tramas ya introducidas y los he puesto en una tabla.

Además, en ella también he añadido notas más o menos extensas sobre lo que debería suceder en estos huecos con respecto al argumento de la guerra espacial.

Es decir, en la tabla, en los espacios vacíos entre las tramas, he puesto indicaciones temporales como "poco tiempo, mucho tiempo, inmediato, poco tiempo o inmediato, etc..." además de poner notas sobre el por qué de la elección de la duración de ese tiempo y sobre todo cosas que deberían suceder durante ese periodo y que han sido el resultado del análisis de las relaciones temporales entre las tramas que he hecho esta semana.

De esta forma, gracias a estas notas indicativas, cuando esté desarrollando ya las tramas más concretas del argumento de la guerra, podré ir seleccionando mejor los sucesos. Esto lo he hecho, entre otras razones, porque como ya comenté en #1 en la sección "la inspiración inoportuna", cuando tengamos una idea lo mejor es apuntarla, porque nuestra memoria puede jugarnos malas pasadas.

Si confiara demasiado en mi mente para guardar esta información, puede que se me olvidaran las conclusiones a las que he llegado al estudiar estos "huecos temporales" y tendría que estudiarlos de nuevo, con la consiguiente pérdida de tiempo. Al haber apuntado todo en esas notas en la tabla, me he ahorrado este posible problema.

Por cierto, durante esta semana, también me ha surgido una "duda" que no había tenido anteriormente: Como comenté en la entrada anterior, estuve diseñando la estrategia básica que seguirían las distintas razas en conflicto teniendo en cuenta sus propias características y sobre todo las características enemigas, para alzarse con la victoria.

Esto en principio estaba terminado, pero esta semana, recordando el quebradero de cabeza que me ha dado la ingravidez en la ambientación de mi novela, me ha surgido un problema que relaciona las estrategias de combate y la ingravidez. En concreto no había tenido en cuenta que en mi ambientación, en ocasiones los contendientes intentarán capturar estaciones espaciales o naves espaciales en medio de una batalla. He querido que este tipo de capturas, se realicen, entre otros medios, mediante abordajes, haciendo que los soldados entren por la fuerza en estas estructuras e intenten tomar el control de ellas.

Hasta aquí bien. El problema ha sido al darme cuenta de que hay partes de estas estaciones o naves que no tienen gravedad (por diversos motivos), y por tanto para un grupo de soldados de cualquier raza sería realmente dificil moverse en un entorno de ingravidez y a la vez tener que moverse para luchar en intercambios de proyectiles y en enfrentamientos cuerpo a cuerpo.

Este problema creo que lo he solucionado de forma bastante creíble, sobre todo porque le he puesto sus pros y sus contras a la lucha en este tipo de entornos. Estas ventajas y desventajas las aprovecharé para hacer referencia a ellas cuando narre estos combates y así hacer más creíble todavía el universo que estoy creando.

Para encontrar todos estos problemas argumentales lo que suelo hacer y aconsejo a todos a hacerlo, es imaginarme la situación paso a paso: Me imagino a alguien realizando la acción que este describiendo desde el principio hasta el final y así ver si hay puntos en la acción en los que las cosas no tienen explicación, la lógica de la explicación no es muy consistente o si directamente hay alguna "laguna" argumental que hay que rellenar.

Como digo, a mi esto me funciona muy bien y me ayuda a detectar eficazmente fallos creativos.

Volviendo al tema de los "huecos temporales" entre las tramas, en principio tenía pensado contar en cada hueco, exáctamente qué fase de la campaña tendría lugar. Es decir, en qué situaciones de combate podría a los protagonistas.

Esta idea la he descartado a lo largo de la semana en favor de colocar esas "notas" que he comentado antes y que he puesto en la tabla temporal.

He hecho esto porque en el argumento de la guerra espacial, además de hablar de escenas de acción, quiero contar las vivencias personales de los soldados que participan en la guerra, quiero contar la parte "humana" y terrible del conflicto: los miedos y anhelos de los guerreros, las amistades, las pérdidas de sus compañeros, las atrocidades que puedan realizar y los remordimientos por ellas (de tenerlos), etc...

Cuando he pensado en esto, he creído que era poco conveniente encorsetar demasiado desde el principio el marco en el que se van a mover los personajes en cada parte de esta trama de la guerra.

En lugar de ello, como ya he dicho, gracias a estas notas que he puesto para mi propio uso, he definido con gran exactitud el marco de sucesos bélicos que deben de suceder en cada "hueco temporal", pero dejandome el suficiente margen como para, llegado el momento, escoger el ambiente en el que pondré a los soldados para narrar sus vivencias.

Es decir, que dentro de cada "hueco temporal", he descrito lo que deberia de estar pasando y dentro de esto que debería estar pasando, gracias a haber descrito anteriormente las tácticas bélicas paso a paso de las distintas razas en conflicto, tengo un amplio abanico de posibilidades de situaciones estratégicas en las que poner a los soldados.

A lo largo de esta semana creo que empieza la labor más "creativa" de esta trama de la guerra, porque ahora tendré que ir inventandome esas situaciones "humanas" e interesantes para el lector en la que los soldados se vean envueltos y ahí no podré apoyarme tanto en la estructuración y en la organización para ir desarrollando la trama como he hecho hasta ahora.

Por tanto, el objetivo de esta semana será ir creando ya las situaciones en las que quiera colocar a los soldados y las cosas que quiero que les pase en cada fase de la guerra.

Para inspirarme, voy a revisionar series y películas bélicas en las que se vean situaciones de este estilo (situaciones de drama humano en un entorno de guerra), como podrían ser "Salvar al Soldado Ryan", "Hermanos de Sangre", etc...

Un saludo

1 1 respuesta
kroaton

#23 Dado tus tochos, y para que sepas que alguien los lee, te voy a dar una manita en cada post que lea, así sabrás que al menos yo lo he leído y no ha caído en saco roto. ;)

Con lo que estás trabajando se suele llamar "Hoja de Ruta" (spreadsheet) , y sirve para organizar mejor una novela, y más si hay varios personajes, etc....

Estos son apuntes de J.K.Rowling: (creo que de Harry Potter y la orden del Fénix)

Otras hojas de ruta:

Y de paso os dejo con estos gráficos que a mi siempre me gustaron:

2 1 respuesta
Ilore

#24 jaja, gracias!!

Vaya, no sabía que se llamaran así, "hojas de ruta", yo sencillamente las llamaba tablas, tablas guía o como se me iba ocurriendo XDDD Pero a partir de ahora intentaré usar su terminología correcta ;)

Los graficos son una pasada, menudo lio!! jaja

En el ywriter5 creo que también se pueden hacer ese tipo de gráficos, pero la verdad es que no se muy bien cómo, hay muchas funciones que todavía desconozco de ese programa.

Un saludo

Turamb0

Yo también he pensado en algo por el estilo: Arriba, nombres de personajes, izquierda, fechas, para tener claro qué hace cada personaje en qué momento. Casi seguro que casi siempre es así.

Ilore, en cuanto pueda te leo, creo que podría aprender bastante.

1
WanZ

Cuando escribes en primera persona el tema se simplifica bastante. Yo estoy empezando una novela así, y se nota. Igualmente es muy curioso.

Admiro las historias corales que os montáis. Tiene tela.

¿Cómo lleváis lo de meteros en la piel de un personaje del sexo opuesto? Lo tendré que hacer eventualmente (por un cambio temporal de perspectiva) y me da miedo el churro que me puede salir.

3 respuestas
Ilore

#27 Ufff... muy buena pregunta. En mi novela, de 11 personajes "principales" que tengo ya confirmados, tan solo uno es de género femenino, pero estoy viendo que tendré que introducir más mujeres para que sea más realista.

Por ejemplo, en la trama que estoy desarrollando actualmente, que va sobre una guerra galáctica, me he dado cuenta de que todos los personajes (soldados) que ya he introducido son hombres, así que tendré que crear también soldados mujeres.

El problema es, como bien dices, que hacer personajes femeninos creíbles sin caer en clichés absurdos puede ser todo un reto.

2 1 respuesta
Czhincksx

Bufff yo también tengo pocas mujeres. De 15 personajes principales sólo una mujer y una niña, pero claro, son cazadores y asesinos en una época tipo medieval de fantasía. Tampoco pegan mucho las mujeres, antes esas cosas eran sólo de hombres.

Ya de paso explico un poco cómo está escrita para que tenga tantos protagonistas.

Cuento una aventura y todo lo que le rodea. Los protagonistas principales son tres, que viajan juntos, y cuando escribo un capítulo sobre ellos cuento cosas de los tres. Lo mismo con otros grupos de personajes.

No hay un protagonista fijo, pero tampoco es del estilo de Canción de Hielo y Fuego, en el que cuenta los capítulos desde la perspectiva de uno de los personajes. Aquí lo que cuento son acontecimientos. Si estos tres personajes se juntaran con otros, entonces los capítulos contarían la historia del grupo completo, lo que piensa cada uno, etc.

1 1 respuesta
Turamb0

#27 #28 #29 A lo mejor esto os parece curioso.

La historia que estoy escribiendo parte de una situación del todo azarosa, que puede pasarle a cualquiera, sea hombre o mujer. Hacer prota masculino, para un hombre, pienso que tiende a ser más fácil, pero preferí jugarme a cara o cruz si el prota era chico o chica, por la principal razón de que el protagonista de un libro o de una película es casi siempre hombre.
Y salió chica.

2

Usuarios habituales

  • kroaton
  • Ilore
  • sagem9
  • ElT8Ny
  • juliano6010
  • Korvec
  • Turamb0